Web Analytics CICMEX » Ahorro bruto en México se dirige a un nivel máximo CICMEX | Ahorro bruto en México se dirige a un nivel máximo

Ahorro bruto en México se dirige a un nivel máximo

23 May 2016

El Financiero. México

El sistema de ahorro para el retiro impulsó el ahorro bruto en México, que durante 2015 llegó a su mayor nivel en los últimos tres años al ubicarse en 19.9 por ciento, por lo que estimaciones del FMI prevén que llegue a más de 25 por ciento para 2021.

En 2015 el ahorro nacional como proporción del PIB se ubicó en 19.9 por ciento, el mayor nivel de los últimos tres años y las expectativas es que siga al alza y alcance un nivel histórico.

Los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) colocan este indicador en 20 por ciento para 2016 y estiman que se eleve por encima de 25 por ciento en 2021, la mayor cifra por lo menos en 40 años, desde que hay registros para este indicador de parte del organismo, a partir 1980.

Especialistas exponen que el ahorro en México ha venido creciendo de manera forzosa, gracias al sistema de ahorro para el retiro, de manera que “el ahorro de la economía mexicana puede incrementarse en la medida que los hogares decidan también aumentar el monto de su ingreso destinado a su fondo de retiro”, dijo Alejandro Cervantes, subdirector de economía nacional de Banorte.

ahorro crecerá

Sin embargo, el desarrollo del sistema de ahorro para el retiro no está exento de mejoras. Debe tener dos características, la principal es que sea seguro para poder garantizar el pago de las pensiones en el retiro y la otra es que debe tener un nivel de rentabilidad para aumentar efectivamente el ahorro, según Miguel González, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas de la UNAM.

De llegar a materializarse esta proporción de ahorro respecto al PIB para el 2021, Marco Oviedo, economista en jefe Barclays, describió que dado que el país tiene una historia de crisis por falta de ahorro interno, son buenas noticias, ya que esto brinda una fuente sólida y estable de financiamiento para la inversión, y es probable que ese ahorro se vaya a gasto productivo.

El gran reto es cómo hacer que esos recursos, ese ahorro con que contará el país, se convierta en apoyo para las actividades productivas.