Web Analytics CICMEX » Arte mexicano destaca en el extranjero CICMEX | Arte mexicano destaca en el extranjero

Arte mexicano destaca en el extranjero

26 dic 2016

XEU.COM.MX

Códices mexicanos en Medio Oriente; arte Maya en Alemania; arte moderno mexicano en Filadelfia; obras de José Luis Cuevas en París, y de Frida Kahlo en Brasil, destacan en las exposiciones que este 2016 representaron a México en el extranjero.

La Biblioteca y el Museo Nacional de Irán; el Palacio de la Gran Guardia de Verona, en Italia; el Grand Palais de París; el Instituto Cultural de México en París y el Museo de Arte de Filadelfia, abrieron sus puertas a las distintas manifestaciones del arte mexicano.

También, el Caixa Cultural de Brasilia, en Brasil; el Instituto Tomie Ohtake den Sao Paulo; el Hangaram Design Museum del Seoul Arts Center; Museo Fabergé de San Petersburgo, Rusia; la Galería Shiseido, en Tokio, Japón y la Galería de Arte de Nueva Gales del Sur en Australia.

Las exposiciones que presentó México en el extranjero provocaron largas filas, como fue el caso de “Frida Kahlo. Conexiones entre mujeres surrealistas en México”, en la Caixa Cultural de Brasilia, que rompió récord al recibir 94 mil visitantes hasta el pasado 5 de junio.

La muestra más grande organizada en Brasil sobre Frida Kahlo, reunió 30 obras de la artista, entre éstas seis de sus famosos autorretratos, así como un centenar de obras de otras 14 artistas mujeres que tenían relación personal con México y el surrealismo.

Además el público pudo observar ropa, accesorios, documentos, registros fotográficos, catálogos e informes, artículos que ayudaron a medir el impacto causado por la artista en el mundo.

En su itinerancia por ese país sudamericano, la exposición logró cifras históricas de asistencia, tanto en Sao Paulo, en el Instituto Tomie Ohtake, como en la Caixa Cultural de Río de Janeiro, donde asistieron 600 mil personas en cada uno.

Continuando con el itinerario de la pintora, en mayo de este año, Corea del Sur se deleitó con las obras de Frida Kahlo y Diego Rivera, de la colección del Museo Dolores Olmedo de México, en el Hangaram Design Museum del Seoul Arts Center.

La muestra “Frida Kahlo & Diego Rivera” estuvo integrada por 30 óleos y dibujos de Rivera y 26 cuadros de la pintora, entre ellos “La columna rota”, además de 140 fotografías que revelan testimonios de la vida de ambos artistas.

En Sydney, Australia, “Frida y Diego” de la colección Jacques y Natasha Gelman, se presentó en la Galería de Arte de Nueva Gales del Sur.

La muestra exploró la vida y el arte de dos de los artistas más famosos del siglo XX e incluyó autorretratos y dibujos de Frida Kahlo, así como pinturas sobre lienzo de Diego Rivera.

En tanto, la Galería Shiseido, en Tokio, Japón, exhibió “Frida Is”, de la fotógrafa Miyako Ishiuchi, quien presentó sus impresiones tomadas en 2012 de las pertenencias de Frida Kahlo en la Casa Azul de Coyoacán.

La obra artística de Frida también estuvo este año, y por primera vez, en Rusia, donde el Museo Fabergé de San Petersburgo resguardó 34 obras entre pinturas, litografías y dibujos, provenientes del Museo Dolores Olmedo.

“Mayas, el lenguaje de la belleza” llegó este año al Museo Martin-Gropius-Bau, en Berlín, Alemania, como parte de las actividades del Año Dual México-Alemania.

En total se presentaron 300 piezas provenientes de más de 20 museos de los cinco estados que comprenden el área maya en México: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Por primera vez se mostró en el extranjero fragmentos de textiles arqueológicos extraídos del Cenote Sagrado de Chichén Itzá.

En la sede de Berlín, los visitantes apreciaron una recreación de la ofrenda funeraria de un joven de Oxkintok, Yucatán, con piezas originales como la máscara de pectoral de concha que representa el rostro de una tortuga, vasos, y espátulas de hueso y una aguja con inscripciones glíficas que hacen referencia al portador de la misma.

Las piezas corresponden al periodo Clásico Tardío (600–900 d.C.), y se hallaron durante las excavaciones de Ricardo Velázquez, en 2001. El joven de Oxkintok fue un noble adolescente, cuyo entierro se localizó junto a una ofrenda excepcional en el interior de la Tumba 8 de la Estructura CA-14 sub del grupo Ah Canul.

En Medio Oriente, de manera específica en la Biblioteca y el Museo Nacional de Irán, este años se presentó una selección de 20 códices mesoamericanos y coloniales en edición facsimilar de manera simultánea.

Calificada como emblemática, al ser la primera ocasión en que documentos vinculados a la época prehispánica pudieron ser apreciados en dicha región del mundo, la exposición incluyó dos juegos compuestos por 10 facsímiles, de códices como el Azoyú, que narra la evolución de los linajes Tlapa-Tlachinollan y Yoallan (ubicados en parte del actual estado de Guerrero).

Mención aparte es el Códice Boturini o Tira de la Peregrinación, fundamental para entender el recorrido de los nahuas-chichimecas desde la ciudad de Aztlan hasta el establecimiento de su imperio en Tenochtitlan. También destaca por ser una copia fiel del lienzo del siglo XVI, publicada en 2015 por el INAH en un soporte de papel amate de 5.42 metros de largo por 20 centímetros de ancho, resultado del trabajo de artesanos de la comunidad de San Pablito Pahuatlán, Puebla.

La mayor exposición de arte mexicano del siglo XX, llegó este 2016 a la ciudad de París, en el histórico Grand Palais de París, bajo el título “México 1900-1950. Diego Rivera, Frida Kahlo, José Clemente Orozco y las vanguardias”, compuesta por 203 obras maestras de artistas mexicanos.

La exposición incluyó pinturas, esculturas y fotografías realizadas por 64 artistas mexicanos, entre ellos Diego Rivera, Frida Kahlo, Siqueiros, Orozco y el fotógrafo Manuel Álvarez Bravo, así como otros artistas menos conocidos.

Las obras acapararon dos plantas del edificio histórico construido para la Exposición Universal de 1900 de París, por lo que es considerada como la colectiva más importante del arte mexicano expuesta en ese lugar desde 1953, y la mayor de pintura de artistas de México exhibida en la “Ciudad Luz” en toda la historia.

En esa misma ciudad, el “Erotismo y nostalgia en París”, del laureado artista plástico José Luis Cuevas, llegó al Instituto Cultural de México, ubicado en el corazón artístico de aquella ciudad.

José Luis Cuevas regresó a la “Ciudad Luz” con una exposición “inédita”, procedente de la colección privada de su hija Mariana, integrada por medio centenar de piezas.

Arranca y termina con dos grabados de gran valor sentimental para su propietaria, ligados a la vida de la familia del artista y que abarcan el periodo de 1962 al año 2000 del dibujante, grabador, escultor y escritor, nacido en la Ciudad de México en 1931.

El acervo particular de una de las tres hijas de Cuevas, que conforma una de las exposiciones más importantes de los últimos tiempos del instituto ubicado en el céntrico barrio de moda parisino del “Marais”, incluye 155 obras gráficas, litografías, serigrafías y grabados, así como algunas fotografías de Cuevas tomadas por el cubano Jesse Fernández y documentos de los fondos históricos de la embajada de México en Francia.

Este 2016, la ciudad de Filadelfia recibió la exposición “Pinta la Revolución: el Arte Moderno Mexicano 1910-1950”, uno de los proyectos culturales más importantes de los últimos años, realizada en conjunto por el Museo del Palacio de Bellas Artes y el Museo de Arte de esa ciudad estadounidense.

Tras cuatro años de trabajo, se creo una de las exposiciones más completas del arte moderno mexicano presentadas hasta ahora, y que muestra la evolución de la plástica mexicana en la época postrevolucionaria.

Para ello, viajaron obras de Saturnino Herrán, Alfredo Ramos Martínez, María Izquierdo, Frida Kahlo, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, entre otros artistas mexicanos reconocidos internacionalmente, cuya obra ha permitido la mejor comprensión del México en el mundo.

Fuente: Notimex/cna

Fuente: Xeu.com.mx

 

Arte mexicano destaca en el extranjero -xeu Noticias en Veracruz