Web Analytics CICMEX » BBVA compra la ‘startup’ mexicana OpenPay CICMEX | BBVA compra la ‘startup’ mexicana OpenPay

BBVA compra la ‘startup’ mexicana OpenPay

23 Dic 2016

El País. España.

Fundada en 2013 en Querétaro, facilita el pago online y promueve el comercio electrónico.

BBVA toma posiciones en el agitado mundo del fintech, como se denomina a la intersección entre la tecnología y las finanzas. El banco español acaba de comprar OpenPay, una startup mexicana, nacida en Querétaro en 2013 y dedicada a facilitar el comercio electrónico, especialmente a través del móvil. Entre los clientes de OpenPay se encuentran aerolíneas como TAR, medios de transporte como Reserbus y Cabify, así como tiendas online entra las que se encuentran Carrot y Kichink.

Los fundadores de OpenPay son Eric Núñez, alumno de Stanford, Heber Lazcano Camargo, máximo responsable técnico, y Roberto Bargagli. En su plataforma ofrecen servicios para que otras empresas puedan hacer transacciones online. Uno de los retos que afronta el comercio electrónico en América Latina es la capacidad de cerrar las compras cuando gran parte de los usuarios están al margen del sistema bancario y, en muchos casos, no cuentan con una tarjeta de crédito.

El fundador explica que querían que su propuesta fuera lo más sencilla posible: “Con una sola integración el negocio puede recibir pagos con tarjetas, en efectivo, vía transferencia de banco y puntos de afinidad, entre otros. Esto disminuye costos de colaboración para el negocio e incrementa las ventas en un 25%. Además, permite consolidar varios métodos de pago en una sola plataforma y con información en tiempo real lo que reduce el trabajo administrativo hasta en un 30% de forma inmediata”.

Comenzaron con la búsqueda de una solución para ellos mismos y terminaron montando una empresa que resolviese sus necesidades: “Estuvimos buscando una solución de pagos en México que además de robusta y confiable fuese de fácil implementación y que estuviera pensada para que cualquier empresa, ya sea una grande o pequeña que vende por internet, pudiera implementarla. Que fuese adaptable y que permitiera crear modelos de comercio electrónico complejos. Después de probar con varios proveedores y no encontrar la solución en México decidimos resolver el problema”.

El fundador reconoce que los comienzos, en 2013, no fueron sencillos: “No existía un modelo bancario para este tipo de empresas, el cual se fue creando después hasta que el Banco de México nos reconoció en lo que hoy se conoce como Agregadores. Sin embargo, todavía hace falta regulación en materia de comercio electrónico en la región, lo que además hace que el fraude en pagos con tarjeta sean los grandes retos de la compañía. En Openpay tenemos sistemas de control de fraude que ayudan a los comercios a vender más, pero con el control de riesgo adecuado”.

Ni los emprendedores ni BBVA han desvelado la cuantía de la compra, pero Derek White, responsable de soluciones de consumo, cree que servirá para avanzar en el plano digital: “Esta operación nos permite seguir a la vanguardia de los sistemas de pago y tendrá un impacto muy positivo en nuestros clientes”. Eduardo Osuna, vicepresidente y director general de BBVA Bancomer, la división del banco en México, lo ve como un paso lógico que traerá consigo nuevas colaboraciones con comercios grandes y pequeños.

Según los datos de OpenPay, que ya da beneficios, el comercio electrónico tiene un crecimiento anual de más del 50% en México. Núñez apunta que la colaboración fluida con la entidad financiera impulsó a ir más allá: “Nos ha demostrado ser una institución que de verdad apuesta por la transformación digital y que ayudará a Openpay a consolidar su participación en México y LATAM”.

La relación entre el banco y los emprendedores se estrechó cuando en 2015 fueron finalistas de una de sus competiciones en América Latina. OpenPay fue una de las que llegó a la recta final de Open Talent. Desde entonces, les han seguido la pista y mostrado interés por su evolución, tanto en productos como en adquisición de clientes. En marzo de este año BBVA compró la finlandesa Holvi. En 2015 se hizo con el 29,5% de Atom, un banco exclusivamente móvil de Reino Unido, así como la adquisición de Spring, un estudio de diseño laureado por su experiencia de usuario. En 2014 comenzó este fuerte impulso por la tecnología con la compra de Madiva, dedicada al Big Data, y Simple, para gestión de ahorros online.

Fuente: El País