Web Analytics CICMEX » BID recomienda sistema tributario integrado y mayor inversión en infraestructura CICMEX | BID recomienda sistema tributario integrado y mayor inversión en infraestructura

BID recomienda sistema tributario integrado y mayor inversión en infraestructura

15 jun 2016

Pulso. Chile.

 

Entre 1980 y 2014 la tasa de ahorro promedio de Chile fue de 19,2%, ubicándose por sobre el promedio de América Latina y el Caribe, pero muy por debajo de las economías emergentes de Asia (33,7%) y de países desarrollados (22,8%).

La tasa de ahorro nacional bruto llegará el 2016 a 19,5% del Producto Interno Bruto (PIB), su nivel más bajo en casi 30 años. Sin embargo, en los últimos 34 años Chile tuvo una tasa promedio de 19,2% ubicándose por sobre el promedio de 17,5% de América Latina y el Caribe para el mismo período. Esta es una de las conclusiones que entregó el libro Ahorrar para Desarrollarse: Cómo América Latina y el Caribe puede Ahorrar, realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que fue presentado ayer por los investigadores Eduardo Cavallo y Tomás Serebrisky.

De todas formas, el país se encuentra lejos de la tasa de ahorro que tienen los países emergentes en Asía de 33,7% del PIB y del 22,8% del PIB de las economías desarrolladas. Es más, la región sólo supera al registro que muestran naciones del África sub-sahariana.

Para Chile, el estudio señala que el país, puede aumentar el ahorro entre 1 y 1,5 puntos porcentuales del PIB eliminando filtraciones de gasto en asistencia social y gasto tributarios como las exenciones tributarias que benefician a quienes no son pobres, y además recomiendan aumentar la eficiencia del gasto en educación y salud acorde con los estándares mundiales. Esto equivale a un monto cercano a los US$3.000 millones en ahorros adicionales. Se estima que de cada dólar ahorrado, se invierten 40 centavos. Esto significa que Chile podría aumentar su inversión en US$1.200 millones al año para obras de infraestructura y otras prioridades de inversión.

Sistema tributario .La Reforma Tributaria que realizó Chile avanzó en un sistema parcialmente integrado, el cual a juicio de varios expertos afectó en parte el ahorro y la inversión de las empresas. En este contexto, el BID recomienda mantener un sistema tributario integrado, ya que de esta manera “los Gobierno también pueden fomentar el ahorro a través de la política tributaria”. En ese sentido, se argumenta que “el impuesto sobre la renta rige tanto para los individuos como para las personas. Sin embargo, en términos colectivos los hogares son dueños de las empresas, por lo tanto, la política fiscal debería contemplar la integración del impuesto personal y del impuesto corporativo y evitar la doble tributación de los ahorros: primero cuando es generado por la empresa y luego cuando es distribuido a los hogares en forma de dividendos” ´Por esta razón para el ex presidente del Banco Central, Vittorio Corbo es importante “volver hacia un sistema tributario integrado 100% para no afectar el ahorro de las empresas”.

Inversión directa de las AFP. Una de las recomendaciones que entregó este informe del BID apunta a abrir la posibilidad para que las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) puedan invertir directamente en proyectos de infraestructura, ya que de ser así sería un factor importante para elevar la inversión. En este contexto, el estudio indica que “si las AFP destinaran el 7% de sus carteras de activos a inversiones en infraestructura -que es lo que destinan las AFP en Canadá y Australia a ese ámbito-la inversión en Chile podría aumentar en 4 puntos porcentuales de PIB”.

Esta recomendación va en línea con una de las medidas que el Gobierno está impulsando dentro del proyecto de ley de la agenda de productividad. En este aspecto, el Subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, señaló que “nuestra propuesta va en línea con esa recomendación ya que buscamos facilitar que las compañías de seguros y fondos de pensiones puedan invertir en infraestructura. Nuestra estimación es que esta medida puede aumentar en US$4 mil millones la capacidad de financiamiento en infraestructura”.

Fuente: Pulso