Web Analytics CICMEX » Chile en la OCDE: en la cola de la “Vida Mejor” CICMEX | Chile en la OCDE: en la cola de la “Vida Mejor”

Chile en la OCDE: en la cola de la “Vida Mejor”

07 jun 2016

Diario Ude Chile.

El Informe OCDE destaca que Chile “ha avanzado en gran medida en la última década en lo que respecta a la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos”, aunque “alcanza buenos resultados sólo en unas cuantas medidas del bienestar en comparación con la mayoría de los demás países incluidos en el Índice para una Vida Mejor”.

La OCDE ha realizado su estudio anual denominado “Índice para una Vida Mejor”, que permite comparar el bienestar ciudadano en un total de 38 países, basándose en once temas que la propia organización considera claves para las condiciones y calidad de vida materiales. En el ranking, Noruega ocupa la primera posición y Chile el puesto 34, por sobre Sudáfrica, México, Turquía y Brasil.

Para el trabajo, la OCDE considera el bienestar como valor multidimensional que cubre distintos aspectos, y considera 11 dimensiones, aunque para cada una, al menos tres indicadores, a las que para el análisis medio otorga el mismo peso de ponderación: Vivienda, Ingresos, Empleo, Comunidad, Educación, Medio Ambiente, Compromiso cívico, Salud, Satisfacción, Seguridad y Balance vida-trabajo.

Al aplicar la media ponderada igual a todos los factores, Noruega ocupa la primera posición, seguida por Australia, Dinamarca, Suiza y Canadá. Mientras tanto, en el lado contrario de la balanza, los países con menor calidad de vida serían Sudáfrica, México y Turquía. Para evitar que la ponderación igualitaria de las dimensiones no obstaculice miradas subjetivas diversas respecto del valor que cada cual asigna a cada variable para calificar una mejor calidad de vida, el informe OCDE posibilita construir un propio índice que se puede probar en http://www.oecdbetterlifeindex.org/es/#/00000000000

El informe advierte que el índice está realizado con la finalidad de que los usuarios sean quienes ponderen cada una de las once variables analizadas del modo que quieran, de forma que los resultados serán diferentes en función de qué valor se otorga a cada factor. Es decir, si se considera que los Ingresos deben valorarse sobre Medio Ambiente, el programa OCDE permite asignar niveles diferentes de apreciación a esas variables y muestra un nuevo ranking en función de los puntos que se le hayan asignado a cada factor.

En el caso de Chile, si se valora más la Seguridad, el país se mantiene en el lugar 34, por sobre la Federación Rusa, Sudáfrica, México y Brasil; y si se valida más Comunidad cae al 35, por sobre Hungría, Corea y México. Por variables económicas como Ingresos, sube al 32; por Empleo escala al puesto 27 y por Vivienda, se ubica en el 30.

Aunque la entidad señala en el propio informe que “en la vida hay más que las cifras del PIB y estadísticas económicas” para cualificarla, de las cifras emerge una clara correlación entre PIB per cápita y bienestar, donde los países más ricos económicamente, están mejor posicionados en el índice.

Por otra parte, la OCDE afirma que el ciudadano promedio de las naciones analizadas vive mejor ahora que en 2009, pues, en la mayoría de los países OCDE, el ingreso familiar ha comenzado a recuperarse respecto de los niveles de la crisis de 2008, aunque, los avances en áreas como el desempleo de largo plazo, siguen siendo bajos. Países como Grecia, Portugal, Italia y España siguen afectados por un alto desempleo y menor remuneración, lo que los perjudica en el ranking.

El Informe OCDE destaca que Chile “ha avanzado en gran medida en la última década en lo que respecta a la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos”, aunque “alcanza buenos resultados sólo en unas cuantas medidas del bienestar en comparación con la mayoría de los demás países incluidos en el Índice para una Vida Mejor”.

Chile se ubica cerca del promedio en Satisfacción, pero por debajo en Compromiso Cívico, Estado de la Salud, Empleo y Remuneración, Sentido de Comunidad, Balance vida-trabajo, Vivienda, Ingresos y patrimonio, Seguridad personal, Educación y competencias, y Calidad medioambiental. El ingreso familiar disponible neto ajustado promedio per cápita es de 15 mil 94 dólares, menor que el promedio de la OCDE de 29 mil 16 dólares al año, con una desigualdad social que lo ubica en el lugar 35 de 38.

En términos de empleo, más del 62 por ciento de las personas de 15 a 64 años de edad en Chile tienen un empleo remunerado, cifra menor que el promedio OCDE de 66 por ciento. En términos de género, cerca del 73 por ciento de los hombres tienen un empleo remunerado, en comparación con el 52 por ciento de las mujeres. Asimismo, destaca que el 14 por ciento de los empleados tienen un horario de trabajo muy largo, cifra mayor que el promedio OCDE de 13 por ciento; y, entre ellos, el 17 por ciento de los hombres trabajan muchas horas en comparación con el 8 por ciento de las mujeres.

Por otro lado, el 61 por ciento de los adultos de 25 a 64 años han terminado la educación media superior, cifra menor que el promedio OCDE de 76 por ciento. Y en lo que respecta a la calidad de la educación, el estudiante promedio en Chile obtuvo un resultado de 436 puntos en lectura, matemáticas y ciencias en el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) de la OCDE. Este resultado es menor a la media de los países de la organización de 497.

En salud, la esperanza de vida al nacer es de casi 79 años, un año menos que el promedio de la OCDE, de 80 años. La esperanza de vida para las mujeres se sitúa en los 81 años y en 76 años para los hombres. Asimismo, Chile podría tener una mejor actuación en cuanto a la calidad del agua, pues el 71 por ciento de las personas dicen estar satisfechas con la calidad del agua, cifra menor que el promedio OCDE de 81 por ciento.

En lo que concierne al ámbito público, en Chile hay cierto sentido de comunidad, pero bajos niveles de compromiso cívico: el 82 por ciento de las personas creen conocer a alguien en quien pueden confiar cuando lo necesiten, cifra menor que el promedio OCDE de 88 por ciento. La participación electoral fue del 49 por ciento durante elecciones recientes, cifra menor que el promedio OCDE de 68 por ciento y una de las tasas más bajas en la Organización.

En general, los chilenos están igualmente satisfechos con su vida que el promedio OCDE. Al pedírseles que calificaran su satisfacción general ante la vida en una escala de 0 a 10, los chilenos le otorgaron una nota de 6.5, cifra que coincide con el promedio de la OCDE. En el resto, las calificaciones fueron: en Vivienda (4.4); Ingresos (1.4); Empleo (6.1); Comunidad (3.1); Educación (4.3); Medio ambiente (4.6); Compromiso cívico (1.3); Salud (6.3); Satisfacción (6.1); Seguridad (5.4); Balance vida-trabajo (6.5).

Fuente: Diario Ude Chile