Web Analytics CICMEX » Chile pide ayuda a varios países para contener un gigantesco incendio CICMEX | Chile pide ayuda a varios países para contener un gigantesco incendio

Chile pide ayuda a varios países para contener un gigantesco incendio

26 ene 2017

Chile pidió apoyo aéreo a Canadá, México, Estados Unidos, Brasil y Perú con helicópteros que faciliten el combate al fuego que arrasa más de 67 mil hectáreas de una región agrícola a 80 kilómetros al sur de Santiago, informó ayer el Ministerio de Interior.

Chile pidió apoyo aéreo a Canadá, México, Estados Unidos, Brasil y Perú con helicópteros que faciliten el combate al fuego que arrasa más de 67 mil hectáreas de una región agrícola a 80 kilómetros al sur de Santiago, informó ayer el Ministerio de Interior.

Los incendios forestales agravaron la situación de la región de O’Higgins, zona silvo-agrícola a 80 kilómetros al sur de Santiago, y determinaron que la presidenta Michelle Bachelet decretara ayer el estado de catástrofe para incrementar recurso ante la emergencia.

Anoche, las llamas prendían por los cerros de O’Higgins (que envuelven con bosques a la región) tiñendo de rojo el cielo y alarmando a la población, que hace cuatro días vive en medio de incendios cuyas cenizas alcanzaron la región metropolitana.

“Este país debería estar siempre en estado de emergencia”, dijo el ministro de Interior, Mario Fernández, sobre las tragedias que provoca la naturaleza con terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas e inundaciones, respondiendo a cuestionamientos de las autoridades regionales por la tardanza en decretar Estado de Catástrofe.

El Ministro dijo que no todos los helicópteros están adaptados para volar tan bajo y combatir incendios; además, el agua que expulsan no llega a apagar las llamar sino a humedecer el ambiente para que puedan actuar los brigadistas.

Fernández informó que el Gobierno chileno pidió apoyo aéreo a Canadá, México, Estados Unidos, Brasil y Perú.

El alcalde de Marchihue, Héctor Flores, estimó que “va a ser muy difícil detener el fuego”, y pidió forraje para los animales que quedaron encerrados, sin alimentos. Para originar el fuego “basta una pequeña chispita”, dicen los pobladores, que atribuyen al viento la voracidad de las llamas: “Las hojas de boldo y litre son muy duras y vuelan encendidas”, cuentan.

Link