Web Analytics CICMEX » Chile sube dos posiciones en ranking de competitividad pero baja confianza en instituciones CICMEX | Chile sube dos posiciones en ranking de competitividad pero baja confianza en instituciones

Chile sube dos posiciones en ranking de competitividad pero baja confianza en instituciones

28 sep 2016

PULSO. Chile

Tras haber alcanzado durante el 2015 su peor posición histórica en el Índice de Competitividad Global del World Economic Forum (WEF), Chile logró subir dos posiciones en la versión del presente año.

El dato sorprendió, al darse en un año de malas noticias económicas para el país, y tras la entrada en vigencia de la reforma tributaria y la aprobación de la reforma laboral.

De acuerdo a la entidad internacional -que realiza el estudio en Chile en conjunto con la Universidad Adolfo Ibáñez-, el país se ubica este año en el puesto 33 entre 138 naciones, y muy por sobre el país latinoamericano que le sigue (Panamá, en el lugar 42). Con todo, Chile se mantiene muy distante del lugar 22, que registró en 2004. Además, de los 12 pilares que componen el índice, el país mostró alzas en sólo 4 (Infraestructura, Salud y Educación Primaria, Educación Superior y Capacitación y Eficiencia del Mercado Laboral), 2 se mantuvieron (Tecnología y Tamaño del Mercado) y 6 registraron bajas (Instituciones, Entorno Macroeconómico, Eficiencia del Mercado de Bienes, Desarrollo del Mercado Financiero, Sofisticación de los Negocios e Innovación).

El resultado de Chile está sostenido -como los años anteriores- en la buena ubicación del pilar institucional, uno de los requerimientos básicos para mantenerse competitivo. Sin embargo, a pesar de que en esa variable el país se ubica en el lugar 35, los creadores del informe alertan sobre el constante deterioro que ha sufrido en los últimos años.

De hecho, en esta ocasión en ese pilar se cayó del puesto 32 al 35, con un empeoramiento marcado de la confianza en las instituciones.

De acuerdo al decano de la Escuela de Gobierno de la UAI, Ignacio Briones, si bien la mejora en el ranking es una buena noticia, “no hay un cambio estructural”, advirtiendo que en términos de puntaje, el país se encuentra “estancado” hace años.

Asimismo, destaca que “hay un deterioro en la confianza en el Estado, pero la crítica no es sólo a las instituciones estatales, aquí hay un componente respecto de las empresas. La variable de comportamiento ético de las empresas tiene un deterioro mayor”.

El informe muestra bajas importantes en la confianza pública en los políticos (del lugar 53 al 75); en la carga de la regulación gubernamental (del 45 al 68); en la fiabilidad en los servicios policiales (del 4 al 25); y en los transparencia en el diseño de políticas.

Sector privado

Respecto de la visión sobre las empresas, las noticias no son buenas. La mayor caída en términos de ranking en Chile durante 2016 se produce justamente en la intensidad de la competencia a nivel local, la que baja 40 posiciones (del 22 al 62), lo que se explicaría por el conocimiento de los escándalos de colusión protagonizado por firmas nacionales.

Eso también llevó a un desplome respecto del comportamiento ético de las empresas, el que cayó del lugar 32 al 49.

Con estos números, Briones indica que “hay un llamado de atención importante de cómo recuperamos confianza”.

En tanto, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alberto Salas, afirma que “si bien este pilar (institucional) hoy continúa siendo una fortaleza de nuestro país, preocupa que retrocedamos en varias variables relacionadas con las instituciones, lo que pareciera estar directamente vinculado con el deteriorado clima de confianza al que hoy nos vemos enfrentados. Hemos retrocedido, por ejemplo, en la confianza pública en los políticos, las empresas, el gobierno y la policía. A esto se suma  la caída en lo que respecta a los costos para los negocios que tienen el crimen organizado, la violencia y las asociaciones terroristas, además del aumento de la carga de regulatoria del Gobierno”.

En este sentido, el titular de la multigremial afirma que “debemos  ser extremadamente responsables y cuidar la seriedad y fortaleza institucional que nos ha caracterizado, pues este es un pilar clave para el futuro desarrollo de Chile”.

Mercado laboral

Otro aspecto llamativo del informe publicado ayer, es la mejora en el pilar de Eficiencia del Mercado Laboral, en el que Chile mejoró 11 posiciones (del lugar 63 al 52), aunque sus problemas continúan siendo los mismos.

De acuerdo a Briones, el trabajo de campo del informe se realizó entre abril y junio de este año, sin Reforma Laboral cerrada, “por lo tanto este efecto no habría sido capturado, por lo que no es lo medular”.

El experto afirma que “el mercado laboral sigue teniendo cuellos de botella importante, que son los que salen todos los años, y precisamente respecto de los cuales la Reforma Laboral en su diseño original y en resultado final no se hace cargo, que tienen que ver con las prácticas de contratación y despido, la fuerza laboral femenina y los costos de despido, que son las indemnizaciones por años de servicio”. Por ejemplo, sobre la flexibilidad en prácticas de contratación y despido, el país se ubica en la posición 122 (de 138), 10 más abajo que el año pasado, aunque se ubica quinto en el mundo en la flexibilidad la determinación de los salarios.

En tanto, en el pilar de Ambiente Macroeconómico, Chile cayó 3 posiciones (hasta el 32), principalmente por un deterioro en el balance fiscal.

Sin embargo, Briones quita dramatismo a ese elemento, afirmando que la medición no toma en cuenta la política de regla fiscal del gobierno. “Variaciones más o menos, el área macro sigue siendo un área súper sólida, pero hay que siempre cuidarla” sostiene.

Fuente: PULSO