Web Analytics CICMEX » Coface estima crecimiento de 2.0 por ciento para México en 2018 y 2019 CICMEX | Coface estima crecimiento de 2.0 por ciento para México en 2018 y 2019

Coface estima crecimiento de 2.0 por ciento para México en 2018 y 2019

25 Oct 2018

Notimex.México

La economía mexicana crecerá 2.0 por ciento este año y en 2019, tras un positivo nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, pero en un entorno de incertidumbre sobre el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, estimaron directivos de la aseguradora de riesgos crediticios Coface.

La economista para Coface América Latina, Patricia Krause, dijo que se ha disipado la incertidumbre que enfrentó la economía mexicana desde finales de 2017, ante la elección presidencial de julio pasado y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ahora conocido como Acuerdo México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) Durante la Conferencia Coface Riesgo Pais 2018 México, precisó que ahora México presenta un nuevo episodio de incertidumbre ante la consulta que se llevará a cabo en los próximos días, sobre la ubicación del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).

En su opinión, esta consulta genera incertidumbre y sería un paso atrás acabar con las obras que ya se llevan a cabo en la zona de Texcoco, en el Estado de México, porque los gastos ya fueron hechos y tendría un impacto sobre las inversiones, por lo que “eso no es algo positivo”.

“El impacto sería más en la confianza de los inversionistas extranjeros y domésticos”, agregó al comentar que las obras del aeropuerto en Texcoco ya estaban cerradas y con el resultado de la consulta podría cambiar, lo que tendría un impacto negativo y las decisiones de inversión dependerán de las próximas acciones de la nueva administración en México.

En su opinión, el proyecto del aeropuerto en Texcoco es un asunto que ya estaba resuelto y como en este caso, ninguna inversión debe someterse a consulta pues tomaría mucho tiempo llevarlas a cabo, sino que se debe tener todo la información y personal técnico para decidir sobre ellos.

Krause estimó que la economía mexicana crecerá 2.0 por ciento en este año y en 2019, aunque podría crecer más si no tuviera ese escenario de incertidumbre por las acciones futuras del gobierno que presidirá Andrés Manuel López Obrador y por posibles presiones del gobierno de presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Señaló que los puntos positivos de la economía mexicana es que disminuyó la fuerte incertidumbre política con la que arrancó a principios de año y se alcanzó un acuerdo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN) que dio lugar al nuevo acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En tanto, los puntos negativos son una posible desaceleración de la economía de Estados Unidos, además del repunte de la inflación en México que puede llevar a una mayor alza en las tasas de interés, lo que impactaría negativamente a la economía mexicana. Sobre el reciente cambio de perspectiva de la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) a negativa por parte de Fitch Ratings, la próxima administración deber considerar abrir más la inversión privada la exploración y producción petrolera, pues tienen recursos y conocimiento técnico para ello.

“El gobierno debería pensar que eso tiene un impacto positivo si tiene una alza en la producción (petrolera), un crecimiento de empleos formales y un crecimiento de la recaudación para el gobierno”; subrayó. Por su parte, el director Comercial de Coface para América Latina, Pedro Sánchez Saá, coincidió que las decisiones de inversión en proyectos de infraestructura estratégicos del país, como en el caso del nuevo aeropuerto, deberían estar en manos del Ejecutivo y no a consulta.

“Por eso se llama el Ejecutivo, el que ejecuta los proyectos de infraestructura y las grandes obras, para eso fue electo popularmente, lo que le da la autoridad para poder ejecutar o no algunos proyectos, y no necesariamente estar consultando a la población periódicamente: para eso está con un mandato popular, para que ejerza el poder, defina prioridades y las ejecute”, añadió.

Afirmó que en caso de que se suspenda la construcción del nuevo aeropuerto en la zona de Texcoco, sería una señal poco favorable para la inversión extranjera que un proyecto que estaba en marcha y caminando cambie de rumbo de repente, “seguramente va a poner algunas señales de alerta para la inversión extranjera”.

Destacó que el proceso de transición de gobierno se está dando de forma ordenada, lo que manda buena señales a los mercados y se refleja en los indicadores de confianza del consumidor y de los empresarios, los cuales van al alza.

“El reto para el nuevo gobierno es llevar una política fiscal ordenada, a pesar de que en su plan de gobierno contempla muchos proyectos sociales y de infraestructura que harían prever que el gasto público va a crecer”, subrayó.

Aseguró que si Estados Unidos se mantiene creciendo, como el 3.0 por ciento que se prevé para este año, tendrá un impulso importante en la economía mexicana debido a la demanda de productos que se exportan desde aquí y por los recursos que se inyectan por las remesas que envían los connacionales en ese país.

Ver más en: 20minutos