Chile se mantiene como el país con mayor competitividad en Latinoamérica, según el reciente Ranking del Instituto de Competitividad de ADEN International Business School, correspondiente a abril de 2019. En la medición, Uruguay y Costa Rica se fortalecen en el segundo y tercer lugar, respectivamente, desplazando a Panamá fuera del podio.

El ranking -que evalúa un total de 125 variables- busca conocer el posicionamiento competitivo de los países de la región sobre la base de diez aspectos: cobertura de necesidades básicas, aspectos institucionales, infraestructura, estabilidad macroeconómica, salud, educación, expectativas de la población, competencia en los mercados, eficiencia en las relaciones laborales y acceso a la tecnología. Cabe señalar que en la medición participan los 18 países de Latinoamérica.

En su más reciente versión, Chile continúa manteniendo el liderazgo, aunque desde 2013 su puntaje y la diferencia sobre algunos de los países del grupo se ha ido reduciendo. «Si bien sigue manteniendo ventaja, ésta es menor y ha relegado el liderazgo en algunos de los rubros que integran el concepto de competitividad utilizado en este informe», reza el estudio.

En segundo lugar se ubica Uruguay, que ha desplazado en esta medición a Costa Rica y ha dejado a Panamá en cuarta posición. Estos tres ultimos países muestran una escasa diferencia de puntaje que -según la investigación- permite identificarlos como un grupo de «muy buen nivel de competitividad país».

El fortalecimiento de Uruguay se da debido a una mayor estabilidad de las variables macroeconómicas, mejoras en el área educativa y mejor acceso a la tecnología; mientras que en el caso de Costa Rica, la fortaleza obedece a mejoras en el plano institucional, mayor estabilidad macroeconómica y avances en materia de infraestructura.

En el quinto lugar se ubica México, con cierta distancia del puntaje de sus antecesores y, a su vez, separado de los países que le siguen. El estudio de ADEN destaca que muestra un nivel de competitividad «aceptable», por una mejora en su puntuación en los últimos dos años.

Detrás de México sigue un grupo de tres países que muestran escasa diferencia entre sí en la evaluación: Perú, Colombia y Brasil. El informe explica que este grupo, que no existía hace cinco años atrás en términos de puntaje, se produce por el ascenso de Colombia y Perú, y al retroceso de Brasil.

«Estas naciones muestran un nivel competitivo ‘medio’, con avances relativos respecto del resto en áreas de infraestructura, aspectos institucionales y, en menor medida, estabilidad macroeconómica», explica el informe.

El top 10 lo completan Argentina y Ecuador, en el noveno y décimo lugar, respectivamente, evidenciando algunos problemas competitivos que se mantienen en el tiempo y que no consiguen mejorar para avanzar en el ranking

El top 10 lo completan Argentina y Ecuador, en el noveno y décimo lugar, respectivamente, evidenciando algunos problemas competitivos que se mantienen en el tiempo y que no consiguen mejorar para avanzar en el ranking, según la investigación académica.

Fuera de los 10 mejores, se ubica un grupo de tres países con niveles de competitividad menos aceptables, compuesto por República Dominicana (11°), Paraguay (12°) y El Salvador (13°), separados también entre sí por escaso puntaje. De este conjunto, el informe destaca un rezago de Paraguay tras varios períodos de avance, y un estancamiento de El Salvador.

En el grupo siguiente aparecen países que ya observan algunos retrasos competitivos más marcados, derivados de problemas de inseguridad, inestabilidad macroeconómica, aspectos institucionales e infraestructura: Honduras (14°), Guatemala (15°) y Bolivia (16°).

Respecto al caso de Guatemala, el estudio indica que el país centroamericano se ha mantenido en ese puesto desde las dos mediciones anteriores, a pesar de la reducción observada en su puntaje. En esa línea, el análisis de esa nación ha mostrado una desmejora de su puntaje total desde la medición anterior, pasando de 58,7 a 57,6 puntos, sobre un máximo posible de 100 puntos.

Finalmente, en el último grupo, con realidades económicas y sociales diferentes, pero con problemas comunes de inestabilidad macroeconómica y problemas institucionales, aparecen Nicaragua y Venezuela. Ambas naciones han experimentado retrocesos en sus puntajes, en particular Venezuela, que las alejan del resto y las mantienen en posiciones de rezago en materia de competitividad.

Evolución de la competitividad en Latinoamérica. La competitividad-país, tal como la miden en el informe del Instituto de Competitividad de ADEN, es un atributo que evoluciona lentamente en el tiempo. Si bien algunas de las variables consideradas pueden estar sujetas a “saltos” de un año a otro, para la mayoría de ellas los cambios no son tan notables en el corto plazo.

Las evoluciones positivas más notables en el lapso de años considerado corresponden a República Dominicana, Uruguay, Costa Rica, Ecuador y Bolivia. Por otra parte, Perú, Argentina, El Salvador, Honduras y México se han mantenido en puntajes estables “punta a punta”, aunque han tenido oscilaciones dentro del período.

Por el contrario, Brasil, Guatemala, Nicaragua y Venezuela son las naciones que muestran las disminuciones más notables. Mientras, Panamá y Chile también muestran reducciones, aunque de menor magnitud.

Países líderes por aspectos. Los resultados considerados por aspecto revelan que en 2019 ha habido algunos cambios en las posiciones de liderazgo respecto a las mediciones anteriores, aunque la mayoría de los rubros muestran el mismo “líder”.

Uruguay mantiene un predominio en materia de cobertura de necesidades básicas, aspectos institucionales y salud, desplazando a Costa Rica como líder de los últimos dos ítems; mientras que Panamá alcanza la primera posición en Estabilidad macroeconómica, Expectativas de la población y Competencia en los mercados.

Chile se mantiene a la vanguardia en Acceso a la tecnología y Brasil sigue como líder en materia de Infraestructura. Argentiina retoma su posición al frente de Eduación, desplazando por muy escaso margen a Costa Rica.

El primer lugar en el aspecto de la Eficiencia en relaciones laborales sigue siendo para Perú, que mantiene esa posición desde el 2014.

* Para conocer detalles del Ranking del Instituto de Competitividad de ADEN International Business School, ingrese aquí.