Web Analytics CICMEX » Datos abiertos para emprendedores: Una inversión que rinde CICMEX | Datos abiertos para emprendedores: Una inversión que rinde

Datos abiertos para emprendedores: Una inversión que rinde

08 Nov 2019

Gobernarte. BID.

Que los datos abiertos tienen un rol crítico en el incremento de la transparencia de los gobiernos ya lo sabíamos. Pero… ¿pueden también generar crecimiento económico? El Open Data Institute del Reino Unido estimó en 2015 que las 270 empresas que utilizan, producen o invierten en datos abiertos  en el país tenían un volumen de negocios anual más de USD 119 mil millones y empleaban a más de 500.000 personas. En España, en ese mismo año se calculó que el volumen de negocio derivado directamente de la actividad infomediaria de datos oscilaba entre USD 669  y 836 millones. Y desde entonces, las cifras han ido en aumento.

Los datos abiertos no son sólo el aliado indispensable para la transparencia de los gobiernos. Además, pueden contribuir a crear nuevos modelos negocios, optimizar operaciones comerciales, crear puestos de trabajo y mejorar el clima de negocios. Por ejemplo, en muchos países el ecosistema emprendedor está comenzando a colaborar con el sector público a través de iniciativas de Govtech para mejorar la eficiencia en la gestión pública, desarrollar infraestructura o apoyar la participación política de la ciudadanía.

El arte de emprender con datos abiertos

Algunas experiencias recientes han demostrado que los datos abiertos pueden utilizarse para fomentar emprendimientos digitales sostenibles, y brindar productos y servicios innovadores. Ahí estarían iniciativas tales como  Open Data Challenge Series en el Reino Unido, Labora en México, o Apps.co en Colombia, entre otros.

Los los datos públicos de calidad pueden ser la materia prima para lanzar empresas viables que generen empleos y crecimiento económico. La pregunta es, ¿qué pueden hacer los gobiernos para promover la innovación y el emprendimiento con datos?

  • Entender las necesidades de los emprendedores. En América Latina y el Caribe, muchas de las agencias de emprendimiento no están coordinadas con las entidades encargadas de abrir datos. Como consecuencia, los nuevos empresarios tienen apoyo limitado para entender el valor de los datos públicos o cómo usarlos para tomar decisiones basadas en evidencia. El llamado “ecosistema abierto” de la Ciudad de Buenos Aires precisamente quiere acabar con eso. Allí, se han comenzado a crear sinergias entre la agencia que trabaja con emprendedores (BA Emprende) con la iniciativa de datos abiertos (BA Data). Además de ofrecer un mapa de oportunidades comerciales, se ofrecen capacitaciones entre ambas instituciones para difundir los datos públicos de la ciudad y sus potenciales usos comerciales.
  • Mejorar la calidad de los datos en función de qué necesitan los emprendedores. En la actualidad, pocos gobiernos entienden y atienden las necesidades del segmento emprendedor. Un caso de éxito es la experiencia de México con Labora. Esa experiencia permitió identificar ocho proyectos de negocios y, a través de mesas de trabajo, se abrió la información necesaria para potenciar esos conceptos comerciales. Esta colaboración público-privada incentivó la creación de 17 nuevas bases de datos abiertos.
  • Diseminar el potencial de emprender con datos. Apoyar al ecosistema emprendedor también pasa por diseminar las experiencias exitosas. Ahí, los gobiernos pueden jugar un rol fundamental como promotores y altavoz de esos contenidos. La plataforma uruguaya Por Mi Barrio, que ha sido implementada en coordinación con la Intendencia de Montevideo, cuenta con un estudio de caso que describe algunas de las conclusiones a las que han llegado a través de su propia experiencia de emprendimiento. Otros casos de organizaciones que están utilizando datos para generar productos y servicios innovadores pueden encontrarse en el sitio de Explora LATAM.
  • Políticas públicas específicas para apoyar a emprendedores digitales. Si bien algunos países como Colombia ya cuentan con iniciativas de apoyo a emprendedores digitales, en general persiste el desafío de generar incentivos y regulaciones específicas que permitan desarrollar productos comerciales con datos abiertos. Una manera de “dar un pequeño empujón” a los nuevos emprendimientos es a través de cuotas e incentivos en las licitaciones públicas. El Ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, ha implementado iniciativas de contratación pública para acercar a los emprendedores y pequeñas empresas a los proyectos públicos que de otra manera suelen llevárselos firmas de mayor tamaño con más capacidad financiera.
  • Medir el impacto de los datos en el crecimiento económico. Entender el valor de los datos es fundamental para generar iniciativas empresariales que generen empleo, diversifiquen productos y hagan más eficiente la toma de decisiones económicas. Por ejemplo, un estudio sobre la agencia de transporte de la ciudad de Londres calculó que la apertura de datos sobre movilidad está generando un valor agregado bruto a las empresas de entre 15 y 19 millones de dólares.

Abrir datos es necesario, pero no suficiente

Aunque suene paradójico, en la nueva economía propulsada por los datos, los datos siguen siendo el gran desconocido. Se estima que sólo un 1% de la información disponible del mundo está siendo analizada y que sólo un 10% de las bases gubernamentales están en formato abierto.

Si bien en América Latina y el Caribe hay países como México, Uruguay, Colombia y Brasil que se encuentran entre los 20 más abiertos a nivel mundial, aún persiste el desafío general de utilizar estos datos para generar valor económico. Para eso, hoy sabemos que abrir datos es necesario pero no suficiente. Hay que pensar también en temas vinculados a la calidad, la demanda y la interoperabilidad de esa información abierta.  Y, en paralelo, los gobiernos tienen que generar estrategias innovadoras para impulsar un nuevo y pujante sector que utilice esos datos públicos para iniciativas empresariales. Sólo así conseguiremos que los datos abiertos, además de contribuir a la transparencia, sean un elemento más de crecimiento económico.

En otras palabras: inversión pública que paga dos veces.

¿Quieres leer más sobre el acceso a datos abiertos y masivos?

Te invitamos a que te descargues AQUÍ nuestra publicación “Los datos abiertos en América Latina y el Caribe”:

Fuente: Gobernarte. BID