Web Analytics CICMEX » Duro diagnóstico del IIF: reformas en Chile causan incertidumbre y harán que suba el desempleo CICMEX | Duro diagnóstico del IIF: reformas en Chile causan incertidumbre y harán que suba el desempleo

Duro diagnóstico del IIF: reformas en Chile causan incertidumbre y harán que suba el desempleo

04 may 2016

Pulso. Chile.

El Instituto Internacional de Finanzas (IIF) advirtió que “si el pragmatismo no prevalece sobre la ideología, se espera que la inversión del sector privado se debilite aún más”.

Un negativo balance hizo el Instituto Internacional de Finanzas del momento actual de nuestra economía tras su visita al país la semana pasada. “Incertidumbre de cosecha propia” se llama el informe de la asociación global de banca financiera, donde se apunta a los graves problemas de confianza que enfrenta Chile en medio de las reformas en curso, lo que genera incertidumbre en los empresarios.

“La incertidumbre de cosecha propia está retrasando la inversión del sector privado, desalentando la contratación laboral y la inducción de las compañías locales para desplazar la actividad hacia otras economías regionales pro mercado”, indica el documento elaborado por Ramón Aracena, economista jefe del organismo para América Latina.

La incertidumbre, explica la entidad en el documento, se debe principalmente a una reforma laboral controvertida y medidas para reescribir la Constitución.

“La conclusión principal de nuestra visita a Santiago es que la economía chilena continúa luchando en medio de preocupaciones del empresariado sobre las políticas del gobierno que exacerban el arrastre que sufre la economía por el bajo precio del cobre”.

Los miembros locales de IIF son el Banco Central de Chile, Banco de Chile, BCI, Banco Estado, Grupo Security y LarrainVial, mientras que a nivel internacional se cuentan JP Morgan, HSBC, Goldman Sachs, UBS, BlackRock, China Construction Bank, entre otros gigantes financieros del orbe.

En su paso por Chile, el grupo de analistas liderados por Aracena destacó las dudas que despiertan las reformas emprendidas por el gobierno de la Nueva Mayoría. En particular, se refirió a la “controvertida” reforma laboral, consignando que el Tribunal Constitucional dictaminó como inconstitucional la disposición que le concedía a los sindicatos el poder exclusivo de negociación con los empleadores, al tiempo que validó los sindicatos inter-compañías en las grandes empresas, asunto que a su parecer se mueve “contra la corriente” de los cambios que se implementan en otros lugares.

Así, sostiene que si bien la reforma “puede elevar los sueldos de los trabajadores sindicalizados, aumenta la rigidez del mercado laboral en momentos en que un entorno externo menos favorable exige mayor flexibilidad”.

El informe apunta a la reforma constitucional como otro de los factores que mina la confianza. “Los esfuerzos para reescribir la Constitución, sin hacer explícito qué derechos son inalienables, han aumentado la incertidumbre y erosionado la confianza”.

En este “curso autodestructivo”, como lo denomina el informe, estiman un crecimiento de 1,7% para este año, mientras que en 2017 rondaría el 2% de mantenerse el mal clima para los negocios.

Además, la entidad sostuvo que la tasa de desempleo, que ya comenzó a mostrar cifras poco alentadoras luego de que la semana pasada evidenciara un incremento  a 9,4% en el Gran Santiago según la U. de Chile y 6,3% en el INE, continuará anotando alzas en los próximos meses.

Paradójicamente, creen que esto será “una bendición disfrazada”, pues mermaría los ánimos reformistas más radicales en función del temor a una baja más profunda del apoyo popularidad, justo antes de las elecciones municipales de octubre.

El oscuro balance termina con un consejo para que el país logre un mayor crecimiento auto sostenido y mejoras duraderas en la distribución del ingreso: “El gobierno, empresarios y sindicatos deben entender que la reconstrucción de la confianza requiere que se comporten como socios, no rivales”. Por el contrario, afirman que “si el pragmatismo no prevalece sobre la ideología, se espera que la inversión del sector privado se debilite aún más, pesando en el crecimiento ya lento y en la capacidad de la economía para generar empleo”.

PULSO