Web Analytics CICMEX » Economía mexicana, en riesgo de estancarse este año: BNP Paribas CICMEX | Economía mexicana, en riesgo de estancarse este año: BNP Paribas

Economía mexicana, en riesgo de estancarse este año: BNP Paribas

16 feb 2017

La economía mexicana podría registrar un estancamiento en el 2017, conducida por el efecto de la incertidumbre generada por las políticas comerciales y antiinmigrantes de su principal socio comercial, Estados Unidos, estima el banco de inversión BNP Paribas.

Este pronóstico incorpora un recorte de su propia expectativa que tenía en noviembre, cuando esperaba que el PIB mexicano podría lograr una expansión de 1.5 por ciento.

El pronóstico de la firma financiera es el más bajo y el más pesimista divulgado oficialmente entre estrategas de inversión y con ello arrebata el puesto a Vector Casa de Bolsa que, a mediados de enero, veía a la economía desacelerando con respecto al dato del año pasado, para dejar su expectativa en 0.6 por ciento.

Con un diagnóstico similar, que incluye un menor financiamiento externo, así como una disminución del consumo e inversión, Bank of America Merrill Lynch (BofA-ML) recortó su previsión de crecimiento para este año, para dejarla en 1.2 por ciento.

Todavía en enero, Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofA-ML, estimaba que podría alcanzar una expansión de 1.9%, aunque reconoció que su pronóstico enfrentaba riesgos a la baja.

Ambas expectativas se encuentran debajo de la media del mercado que, de acuerdo con FocusEconomics, estaba hasta el mes de enero, en 1.8% (este dato será actualizado hoy martes). Están lejos del rango estimado por la Secretaría de Hacienda y consignados en los Criterios Generales de Política Económica, entre 2 y 3%, que permitieron al Congreso planear el Paquete Económico que rige este año.

EU y factores domésticos

Para el economista de BofA-ML, el nuevo pronóstico tiene, como en diciembre, riesgos a la baja. Esto por las políticas antiinmigración y anticomercio.

También incorporan un mayor crecimiento en Estados Unidos, que es positivo para México y mayores tasas de interés previstas para la Fed (lo que es negativo para México), “basados en la mezcla de políticas anunciadas por el presidente de aquel país”.

“Un mayor crecimiento de Estados Unidos será positivo para México, pero creemos que el impacto adverso de tasas de interés más altas en ese país y un dólar más fuerte dominarán este año y el próximo”, sostuvo.

Además, consigna que a nivel nacional, una menor producción petrolera (-9%, año con año, esperada por Pemex), y menor gasto público (una reducción de 1.0 a 1.5% del PIB) podría ocasionar una desaceleración por el lado de la oferta y por el lado de la demanda de la economía del 2017, respectivamente.

Política monetaria, 
otro factor a la baja

Para Capistrán, la demanda también podría verse afectada por políticas monetarias más estrictas y la reducción de salarios reales.

“Esto representa un aumento sustancial en el costo de vida, no solamente por el impacto directo por los altos precios, sino también porque desencadena un aumento sin las tasas de interés reales y una reducción de los salarios reales”, añadió.

Por su parte, el banco BNP Paribas dice que el banco central va a continuar con su política monetaria restrictiva para prevenir un notable incremento en los precios al consumidor, por la debilidad del peso.

“Esta política más restrictiva va a pesar en el consumo privado, un importante pilar del crecimiento económico. El PIB de México se va a desacelerar este año”, agregó.

Los analistas de BNP Paribas consideran que las condiciones de la balanza de pagos se van a deteriorar más de lo observado.

Bajo este contexto, y tras la cifra preliminar del PIB que difundióel Inegi hace unos días, en el 2016 la economía podría haber crecido 2.3%, el segundo mayor avance del sexenio.

Ve a la siguiente dirección