Web Analytics CICMEX » El entorno adverso que le espera a la economía mexicana en 2017 CICMEX | El entorno adverso que le espera a la economía mexicana en 2017

El entorno adverso que le espera a la economía mexicana en 2017

27 dic 2016

Ciudad de México.- Dos mil dieciséis está por terminar, y sin duda alguna este año podría marcar un punto de inflexión en la economía mundial, principalmente por los resultados inesperados que se dieron en algunos países: el Reino Unido abandonó la Unión Europea (el llamado Brexit) y Donald Trump llegará a la Casa Blanca.

Para la economía mexicana es de suma importancia el resultado que se dio en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, debido a que, si el nuevo gobierno cumple con sus propuestas de eliminar o realizar una fuerte revisión al Tratado de Libre Comercio, así como llevar a cabo una política más nacionalista, esto podría tener efectos significativos en la dinámica económica de nuestro país.

El escenario para 2017 se ha ido deteriorando de forma importante con el triunfo de Trump, considerando que Estados Unidos es nuestro principal socio comercial y destino del 82% de nuestras exportaciones, motivo por el cual se han comenzado a ver revisiones a la baja en las expectativas del PIB para el próximo año.

Las más recientes encuestas apuntan a un crecimiento de sólo 1.6%; con ello, nosotros modificamos también nuestro esperado de 1.9 a uno de 1.5 por ciento. El deterioro del panorama económico, incluso, fue reconocido por el mismo Banco de México (Banxico), el cual ha disminuido su rango de crecimiento para 2017. Sin embargo, aunque advirtió que su pronóstico no incluye las medidas que podría tomar Trump —dado que éstas siguen siendo poco claras—, a medida que se vayan conociendo las irá incorporando a su estimado.

Por otro lado, las expectativas de crecimiento no son las únicas que han expuesto un deterioro con la victoria de Trump: la reacción del peso mexicano y los estimados para éste han empeorado, arrastrando consigo los pronósticos para la inflación.

Después del triunfo de Trump, el peso mexicano se ha depreciado a niveles mínimos históricos, llevándolo a los 20.85 pesos por dólar, y es que, desde aquel 8 de noviembre, día de las elecciones estadunidenses, nuestra moneda se ha deteriorado, por lo que es probable que termine este año en torno a los 20.70 pesos por dólar.

De confirmarse, el peso se estaría depreciando 20.30%, así que se estaría convirtiendo en una de las monedas más débiles a nivel global. Las últimas encuestas apuntan a que nuestra moneda se mantendrá fuertemente presionada y hacia 2017 podría terminar en niveles de 21.40 pesos por dólar; con esto, es probable que exista una mayor volatilidad a medida que se vayan conociendo y materializando las políticas del Presidente electo.

En cuanto a la inflación, ya se admitió que la tendencia de ésta será ascendente. El consenso ve que en 2017 la inflación terminaría por arriba del 4%, a pesar de que Banxico estima que concluirá dentro de su rango de tolerancia de entre 2 y 4%.

Bajo este panorama, que debemos reconocer luce bastante desalentador, hay que destacar que nuestra economía sigue manteniendo grandes fortalezas.

Si bien recientemente las agencias calificadoras de crédito han realizado algunas advertencias, las cuales en el camino pueden mejorar, debe destacarse que México mantiene la nota crediticia y se encuentra todavía lejos del denominado “bono basura”. En este sentido, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha logrado la aprobación de un paquete económico realista y ha tomado medidas en busca de lograr un control sobre el crecimiento de la deuda y de iniciar una tendencia decreciente.

Por su parte, Banxico ha iniciado un ciclo alcista de tasas, a pesar de que la inflación se mantiene cerca del objetivo de 3%, en busca de que las expectativas de inflación de mediano y largo plazo no muestren una mayor contaminación. Así pues, es cierto que el entorno luce desafiante; sin embargo, tanto Banxico como la SHCP han tenido una reacción oportuna a fin de mantener la fortaleza del marco macroeconómico, y con la advertencia clara de que se mantendrán atentos para actuar en cualquier momento, lo cual deberá dar certidumbre al mercado.

 

Link: http://www.dineroenimagen.com/2016-12-26/81733