Web Analytics CICMEX » Esperar o retirarse, las alternativas de los chilenos hoy en México CICMEX | Esperar o retirarse, las alternativas de los chilenos hoy en México

Esperar o retirarse, las alternativas de los chilenos hoy en México

14 feb 2017

La Tercera. Chile.

Distintas son las visiones respecto del escenario que vive este país tras la llegada de Donald Trump a la presidencia de EE.UU. y su decisión de enfrentarse con México. Mientras algunas empresas como Masisa y Falabella destacan el enorme potencial de su mercado, firmas más pequeñas ya sienten un cambio negativo en las expectativas.

Cuenta la leyenda que, en algún punto del siglo XIV, un dios señaló a los mexicas el lugar en donde debían construir un asentamiento, en el cual crecerían y prosperarían. La señal era la visión de un águila devorando una serpiente. Esta visión, consignada hoy en el escudo nacional de México, marcó el inicio de una de las civilizaciones más avanzadas del mundo: la azteca, símbolo del orgullo y potencial del pueblo mexicano.

Poco imaginaban los poderosos mexicas que algún día serían vecinos de la principal potencia mundial: Estados Unidos. Y esos son, justamente, los dos elementos que definen a la identidad mexicana: el ser, por un lado, herederos de aquella cultura dominante y, por otro, los hermanos menos ricos del gigante norteamericano.

Y es que México no es un país cualquiera. Sus datos hablan por sí solos: tiene el decimocuarto territorio más grande del mundo (aunque perdió la mitad de su superficie original en una guerra contra….Estados Unidos); el undécimo más poblado, y la decimoquinta mayor economía del planeta.

Sin embargo, para este tremendo país es imposible obviar la presencia de su vecino del norte. Especialmente en momentos en que este adopta actitudes hostiles, como explícitamente lo está haciendo el nuevo Presidente de EE.UU., Donald Trump. Durante su campaña presidencial, Trump se centró especialmente en México, en cómo el libre comercio estaba perjudicando la balanza comercial entre ambos países y al empleo, y en el supuesto daño que estarían infringiendo a su país los inmigrantes, especialmente los ilegales. Y hasta ahora no se ha limitado a las palabras: antes de asumir “obligó”, en la práctica, a General Motors y Ford a cerrar plantas en México.

Cabe recalcar que, tras la firma del acuerdo de libre comercio (NAFTA) con Estados Unidos y Canadá en 1992, la economía mexicana comenzó a orientarse hacia la industria manufacturera. El país se ha convertido en el segundo mayor mercado de exportaciones para Estados Unidos y su tercera mayor fuente de importaciones.

*Incertidumbre

Naturalmente que toda esta situación ha generado incertidumbre entre los mexicanos, y entre quienes tienen inversiones en el país. El presidente de la Cámara de Integración Chileno Mexicana A.G., Bernardo Morelos-Zaragoza, reconoce que “los comentarios de Trump como candidato, presidente electo y ahora como presidente han afectado a la llegada de nuevas inversiones a México”. A modo de ejemplo, explica que, a septiembre de 2016, las cifras de inversión extranjera directa (IED) sumaban aproximadamente 19 mil millones de dólares, versus los 25 mil millones registrados a la misma fecha de 2015.

“Creo que, más que incertidumbre, el problema es que Trump ha tratado de llevar adelante todo lo que ha prometido desde su campaña, así que el sentimiento es más bien de preocupación”, reconoce Morelos-Zaragoza. Y es que el magnate inmobiliario no sólo se ha esforzado por hacer cumplir sus promesas, sino que además se ha mostrado derechamente despectivo hacia las autoridades mexicanas (“si México no quiere pagar por el muro, es mejor que no venga a reunirse conmigo”, llegó a decirle al Presidente mexicano, Enrique Peña Ñieto). Incluso, existe un rumor no confirmado de que habría amenazado a Peña Ñieto con enviar tropas a su país.

Como conocedor de las relaciones comerciales entre Chile y México, Morelos-Zaragoza indica que los inversionistas chilenos “han terminado de ejecutar los planes de inversión previamente acordados, mientras que han ralentizado los planes a mediano/largo plazo hasta que mejoren las expectativas”.

En ese sentido, el chileno Patricio Viguera, CFO de CooperMe International, revela que “el año pasado comenzamos a trabajar con un importador distribuidor de la Ciudad de México y después de 3 meses de trabajo e inversiones realizadas por nosotros y la empresa mexicana, recibí un llamado de su gerente general para informarnos que la situación había cambiado y las expectativas, especialmente para productos nuevos, eran muy complicadas, razón por la cual habían desistido de continuar con el proyecto”. Por otra parte, Bartolomé Soler, director de Desarrollo & Fundador de Cunov, indica que la semana pasada firmaron un acuerdo con una empresa local para distribuir sus productos y servicios en México. “Ellos nos comentaban que la incertidumbre es un tema que naturalmente le preocupa a toda la población mexicana, ya que la postura proteccionista de Trump desincentiva la inversión en dicho país, golpeándolos directamente por las exportaciones a EE.UU.”, comenta.

Por lo tanto, explica, al empresariado mexicano no le queda más que empezar a voltear la mirada y fortalecerse para atender el mercado interno, que por cierto es muy grande.

*La respuesta de México

Esta es una de las principales dudas que está dejando la “Guerra Fría” entre México y Estados Unidos. ¿Cuál será la respuesta de México? Soler indica que “el gobierno mexicano ya está estudiando varias medidas para fomentar inversiones productivas y generar mejor entorno de negocios en el país”. Morelos-Zaragoza añade “estamos pasando por un momento en el que tenemos que estrechar aún más los vínculos con sus socios más importantes y ciertamente Chile es uno de ellos. Es de esperar que se hagan grandes esfuerzos para dinamizar nuestra relación y poner una mayor atención en la Alianza del Pacífico como nuestra puerta de entrada a los mercados asiáticos”, anticipa. Desde luego, el nivel de confusión hace muy difícil realizar pronósticos. Sobre todo respecto de cuál será la respuesta política del país ante todo esto. ¿Aparecerá una especie de Trump mexicano? Por el momento, el representante de la Cámara chileno mexicana se manifiesta optimista y apuesta por el discurso oficial de “unidad”. Lo cierto es que los medios mexicanos están hablando de un rebrote del sentimiento nacionalista. Por ahora, la política mexicana plantea toda una incógnita.

*Oportunidades

Por otro lado, no se puede desconocer el tamaño y el potencial de un mercado compuesto por más de 120 millones de personas. Algunas empresas chilenas, como Masisa, han hablado de este aspecto. En una presentación hecha a inversionistas (al comunicar sus resultados al tercer trimestre de 2016), la empresa declaraba que, pese a la incertidumbre, confiaba en el futuro de su mercado doméstico. Por su parte, SACI Falabella señaló a La Tercera que “nuestras inversiones en un país son siempre de largo plazo y en el caso de México tenemos muchas oportunidades de desarrollo, tanto a través de Sodimac como de CMR. No hemos definido cambios en nuestro plan de inversiones”.

*Relaciones con Chile

Rafael Ariztía, socio del family office MFO Advisors, señala que México no está entre sus destinos favoritos, y no por el factor Trump. Ariztía indica que “en términos generales, no hemos tenido inversiones en los últimos dos años por dos razones: primero, las valorizaciones han estado muy caras, asumiendo sólo cosas positivas, y, segundo, la debilidad del peso mexicano ha sido persistente. Con la elección de Peña Nieto, y su plan de reformas, el mercado tuvo una subida importante que solo se justificaría si las reformas se hicieran bien”. Hoy el gobierno y sus cambios pro mercado, añade, han perdido impulso y el efecto Trump puede ser muy importante.

Según cifras de la Direcon, al 2015, el mercado mexicano constituye el octavo destino de las inversiones directas de Chile en el mundo. Se encuentran presentes unas 60 empresas chilenas, con inversiones que ascienden a US$ 1.463 millones, o un 1,4% del total colocado en el exterior. Además, el país azteca es uno de los principales socios y aliados políticos de Chile, a través de la llamada Alianza del Pacífico, que agrupa además a Colombia y Perú.

Por otro lado, algunas fuentes ligadas al sector inmobiliario local definen a México como un mercado más bien “cerrado”. Parte de esto proviene del legado que dejó en el país la Revolución Mexicana (1910-1920) con sus valores de estatismo, nacionalismo y fuerte sentimiento de independencia. Valores que comenzaron a cambiar con la apertura que se generó a partir de la firma del NAFTA en 1992. Apertura que, paradójicamente, ahora está en peligro por la voluntad de Donald Trump. La pregunta que queda en el aire es ¿hacia dónde terminará yendo México?.

Fuente: La Tercera