Mayor apetito por activos de riesgo y valuaciones baratas impulsaron a la inversión en renta variable.

Los inversionistas extranjeros tienen apetito por las acciones mexicanas, pues invirtieron 1,126 millones de dólares en renta variable durante febrero, el mejor resultado para un segundo mes del año desde el 2010, según datos del Banco de México (Banxico).

Mayor apetito por activos de riesgo, valuaciones baratas y el diferencial de tasas con Estados Unidos estarían detrás de la entrada de flujos provenientes del exterior, de acuerdo con analistas.

“La menor aversión al riesgo hacia mercados emergentes en el inicio de 2019 y la valuación atractiva de muchos títulos mexicanos son los probables factores. Contra toda expectativa, los flujos de extranjeros hacia la Bolsa han comenzado sólidos en 2019”, escribieron en un documento Octavio García y Williams González, analistas de Citibanamex Casa de Bolsa.

El índice referencial S&P/BMV IPC cotiza a un múltiplo precio/utilidad (P/U) para los siguientes 12 meses de 12.5 veces, equivalente a un descuento de 24% respecto a su promedio de tres  años que es de 16.5 veces. En lo que va del año, acumula una ganancia marginal de 1.87 por ciento.

Diferencial de tasas

“Siguen entrando capitales, tiene que ver con el diferencial de tasas de interés que tenemos con Estados Unidos, y además hay que recordar que los inversionistas lo que buscan es una buena combinación de riesgo y rendimiento, pues al tener un buen diferencial con Estados Unidos, se generan incentivos”, comentó Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

En el acumulado a los 12 meses, los flujos de inversión extranjera al mercado local fueron por 3,459 millones de dólares, rompiendo con la caída de flujos acumulados de enero, que tuvo el menor desempeño desde junio del 2015, según los analistas de Citibanamex.

De acuerdo con datos de Banorte, el principal índice de la BMV está valuado en un múltiplo FV/EBITDA de 7.8x, que, según sus expertos, refleja una mayor prima de riesgo por diversos factores de incertidumbre local. Esto refleja un descuento frente a promedios de cinco y 10 años de 16.9% y 11.5 por ciento.

“Desafortunadamente, el ingreso de flujos en febrero no vino acompañado de un alza en el mercado; esta combinación de caída del índice con flujos positivos hizo que la participación de extranjeros se incrementara a 34.4% como proporción del valor de mercado total o 53% como proporción al valor de mercado del índice”, comentaron los estrategas de Citibanamex.

Voto de confianza

Los analistas del banco estadounidense destacan que, a pesar de que el ambiente de negocios en el país no es el deseado, los inversionistas extranjeros dan su voto de confianza a las acciones mexicanas.

“La Bolsa terminó con una baja de 15.63% en el 2018, y esto genera oportunidades de compra”, explicó Siller. La estratega agregó que también el tipo de cambio se ha apreciado de diciembre a la fecha, lo que es también un incentivo.

De acuerdo con diversos analistas, en esta coyuntura es importante la elección de emisoras defensivas, que pueden resultar en una oportunidad de compra al tener valuaciones con descuento.

De acuerdo con estimados de diversos analistas, el IPC podría alcanzar 52,000 unidades, según J.P. Morgan, mientras que otros tienen expectativas más moderadas, como Monex con un pronóstico de 48,500 puntos, y Bursamétrica que estima que el mercado finalizará el año en 42,144 enteros.

Ser selectos

En un entorno de incertidumbre resulta importante la selección y análisis de firmas, para encontrar aquellas de mayor rendimiento, expresan expertos.

“De momento, dado el difícil entorno nacional e internacional, privilegiamos la inversión en empresas defensivas que tienen una elevada generación de flujo de efectivo, sólidos fundamentales, valuación atractiva y buena perspectiva”, escribieron en un documento los analistas de Intercam Casa de Bolsa.

Los estrategas de Intercam consideran a Asur, FEMSA, Funo, Banorte y Walmex como emisoras con un buen panorama este año. De Asur destacan que opera el aeropuerto de Cancún, y que es el principal impulsor del crecimiento en el tráfico; sobre Walmex, que tiene las mejores métricas entre sus pares mexicanos, con crecimiento en ventas superiores a las de la ANTAD y con márgenes de utilidad del doble que sus competidores.

A principios de marzo, el banco inglés seleccionó a tres firmas mexicanas entre sus favoritas del continente mexicano: Walmex, Banorte y GAP.

El banco las escogió porque son fuertes en su sector y tienen eficiencias operativas.

FUENTE: EL ECONOMISTA