Web Analytics CICMEX » Ley de Inclusión Laboral: Los aspectos clave de la normativa que entró en vigencia CICMEX | Ley de Inclusión Laboral: Los aspectos clave de la normativa que entró en vigencia

Ley de Inclusión Laboral: Los aspectos clave de la normativa que entró en vigencia

03 Abr 2018

Emol.Chile

La nueva legislación empezó a regir ayer en una primera etapa y contempla que las entidades con 100 o más trabajadores tengan una cuota de al menos 1% de empleados con discapacidad.

Entró en vigencia la Ley de Inclusión Laboral, que tiene como objetivo generar más oportunidades de empleo y prohibir toda discriminación a personas que tengan una discapacidad. La nueva normativa contempla que las empresas y organismos con 100 o más trabajadores tengan una cuota de al menos 1% de personas con discapacidad.

Sin embargo, en una primera etapa considera sólo a las entidades con al menos 200 empleados y desde el 1 de abril de 2019 comenzará a regir como lo indica la Ley. Para acceder a estos cupos, las personas deben estar inscritas en el Registro Nacional de Discapacidad o tener pensión de invalidez.

Son las Comisiones de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN), dependientes del Ministerio de Salud, quienes están encargadas de calificar y certificar la discapacidad de una persona. Además, con la nueva legislación se deroga el artículo 16 de la Ley 18.600, que permitía pagarle menos del sueldo mínimo a una persona con alguna discapacidad mental o intelectual.

La Dirección del Trabajo será la encargada de fiscalizar que las empresas privadas suban a una plataforma web las contrataciones, mientras que los organismos públicos deberán informarlas al Servicio Civil y Senadis. En caso de incumplimientos, pueden ser sancionados por la Contraloría.

También se dan excepciones, como en el caso de que falten postulantes y la naturaleza de las funciones, las que pueden ser causales de eximición para empresas y organismos públicos. Para los privados que no puedan cumplir con la ley existen medidas alternativas, como donar dinero a fundaciones que trabajen en la capacitación e inserción laboral de personas con discapacidad.

Además, podrán contratar servicios de otras empresas, que sí tengan empleadas a personas con alguna discapacidad.

Fuente: Emol.com