Web Analytics CICMEX » México, entre los países con mejor futuro energético: WEF CICMEX | México, entre los países con mejor futuro energético: WEF

México, entre los países con mejor futuro energético: WEF

15 Mar 2018

México.El Financiero

Una publicación del Foro Económico Mundial indicó que México está dentro de los 43 países con mejores condiciones para avanzar hacia la sustentabilidad en este sector.

México se encuentra en el grupo de 43 países dentro de un total de 114 que fueron analizados por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), como una de las naciones que posee las condiciones para transitar a un futuro sustentable, seguro y fiable sobre el sector energético.

En el marco de la reunión del WEF en Latinoamérica, se publicó el estudio ‘Fomento de la Transición Efectiva de Energía’ con el apoyo analítico de McKinsey & Company, que incluye el nuevo Índice de Transición de Energía (ETI), un indicador que posiciona a los países según el desempeño de su sistema energético, así como su presteza para transitar al futuro.

Este tipo de sistemas enfrentan constantes cambios no sólo en patrones de consumo sino en desarrollo tecnológico y cuidado medioambiental, pero no todas las naciones están en igualdad de circunstancias para transitar hacia el futuro energético.

El índice evaluó el desempeño de 114 países y concluyó que sólo 43 cuentan con una infraestructura de buen rendimiento y preparación de transición alta.

Los países con los cinco sistemas energéticos mejor posicionados y desarrollados para encaminarse al futuro del sector son Suecia, Noruega, Suiza, Finlandia y Dinamarca.

Aunque el texto no muestra las posiciones de todas las naciones, sí expone a los 43 con una mejor proyección a futuro.

México tiene una puntuación ligeramente arriba del 50 por ciento por su ‘Buena disposición para Transitar’ y obtuvo un 70 por ciento en el ‘Desempeño de su Sistema de Energía’, una posición superior a la de países como Argentina, Brasil, Rusia, India, China o Turquía, miembros también del G20.

En el sentido opuesto, el reporte señala a 14 países que enfrentan potenciales retos en materia de sustentabilidad ambiental, entre los que destacan Venezuela e Irán, y son calificados como ‘emergentes’.

El informe argumentó que una reducción de los subsidios a los combustibles fósiles, el acceso mejorado a la energía y la calidad del suministro permitirán a los países mejorar los puntajes de desempeño en seguridad y acceso y, hasta cierto punto, en desarrollo económico y crecimiento.

El texto del Foro Económico Mundial dio a conocer tres fases y siete pasos que los países deberían considerar para una transición energética efectiva y son los siguientes:

Diseño

1.- Convocar: Identificar a los ‘campeones’ del sector energético para comprometerlos como influenciadores.

2.- Alinear: Aplicar un marco base para una efectiva transición energética que impulse el entendimiento común de los imperativos para la transición nacional y los permita.

3.- Estructura: Establecer una estructura operacional para dirigir la colaboración entre la parte interesada en el sistema energético.

Implementación

4.- Plan: Definir metas específicas y planes de acción para entregar impacto en el terreno, incluido un marco de avance de medidas hacia los objetivos.

5.- Implementar: Acelerar la formulación de políticas y toma de decisiones de las empresas para pilotear modelos de colaboración públicos-privados y construir casos de negocio que aseguren la creación de valor para la sociedad.

Adaptación

6.- Seguimiento: Monitorear y evaluar las mejoras en el sistema energético para determinar acciones correctivas.

7.- Perfeccionar: Ajustar mapas de acción y planes así como la estructura operacional conforme sea necesario para aprovechar nuevas oportunidades en el tiempo.

Acerca de la relación entre las naciones, el presidente y fundador del WEF, Klaus Schwab, pidió que se realice un “juego justo”.

“El futbol es muy competitivo, es un deporte con un ritmo que es justo y es lo que necesitamos ahora en un mundo que camina tan rápido y Pelé, fue un modelo de juego justo, también como figura pública y esa competencia colaborativa es lo que necesitamos”, mencionó en su discurso de apertura de la Reunión del WEF en Latinoamérica, que se desarrolla este miércoles y jueves en Sao Paulo, Brasil.

En el evento, entregó el reconomiento de ‘Ciudadano Global del Mundo’ a Edson Arantes do Nascimiento, ‘Pelé’.

Durante los dos días del evento, se reunirán más de 750 líderes mundiales de más de 40 países en un momento decisivo para esta región, en medio del intenso ciclo electoral que en los próximos dos años promete impactos políticos y socioeconómicos de largo alcance.

“Estamos aquí en un contexto completamente nuevo en donde tenemos que reinventar el gobierno, nuevos modelos de negocio y en las siguientes 36 horas tendremos un motor para las decisiones tomadas a futuro”, aseguró Schwab.

En el evento, el presidente de Brasil, Michel Temer, dijo que su nación está enfocada en elevar su productividad y competitividad para combatir la corrupción.

“En Davos les dije ‘Brasil ha vuelto’ y aquí les digo, Brasil va a seguir en el partido”, dijo el presidente en su presentación al fundador del WEF.

Destacó avances en las reformas sobre bienestar social en el tema de las pensiones y en la tributaria con la reducción de burocracia, impuestos y adopción tecnológica. “Hay que reducir la burocracia, es enemiga de la actividad emprendedora, donde la hay no se avanza”, señaló.

Brasil es el quinto socio comercial de Estados Unidos para la comercialización de acero y aluminio y ante las medidas arancelarias impuestas a estos insumos industriales, el primer paso será el diálogo tanto con las empresas socias como con el gobierno de Donald Trump, además de que se se buscará crear un colectivo de países afectados para encontrar solución, explicó Temer.

Según datos del Instituto Peterson para la Economía Internacional (PIIE), en 2017 las importaciones estadounidenses de acero y aluminio brasileño ascendieron a 2 mil 600 millones de dólares, ligeramente debajo de las importaciones estadounidense desde México por 2 mil 800 millones de dólares.

“Después de China, Estados Unidos es el segundo aliado comercial de Brasil y con el tema del acero tendremos que ser muy cuidadosos. El primer paso es conectar a empresas proveedoras de acero hacia Estados Unidos con las empresas que reciben ese acero para intentar modificar esa fórmula”, explicó el mandatario brasileño.

Agregó que se han reunido con el presidente de la Organización Mundial de Comercio (OMC), para formular una “solución amigable y rápida con una nueva forma de OMC con todos los países perjudicados por esa medida y ese colectivo de países dará más fuerza. Para nosotros es muy importante solucionarlo de la mejor manera posible”.

Fuente: El Financiero