Web Analytics CICMEX » México registra en 2016 su tasa de desempleo más baja en una década CICMEX | México registra en 2016 su tasa de desempleo más baja en una década

México registra en 2016 su tasa de desempleo más baja en una década

17 feb 2017

El número de desempleados disminuyó en México en 2016 en 329,372 personas y se situó en 1,911,126, lo que permitió reducir la tasa de paro en siete décimas, hasta 3.5 %, un nivel que no registraba desde 2007.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía del país informó que durante el pasado ejercicio, la economía mexicana creó 555,155 nuevos puestos de trabajo, lo que situó el número total de personas con empleo en 52,123,674, de los cuales 32.2 millones son hombres y 19.9 millones mujeres.

El empleo fue impulsado tanto por la inversión privada en el sector manufacturero como por el consumo privado, dijo a Efe Alejandro Cervantes, analista del Grupo Financiero Banorte.

Si bien la tasa de desempleo llegó a su nivel más bajo desde antes de la crisis de 2008, estimó que lo interesante será ver el impacto de las políticas comerciales y migratorias del presidente estadounidense Donald Trump en la economía mexicana, que cerró 2016 con un crecimiento de alrededor de 2.2 %.

A pesar de que la tasa de desempleo “mantuvo una trayectoria descendente durante todo 2016, va a empezar a incrementarse tan pronto como el primer trimestre de este año”, consideró.

Aunque todavía no hay datos duros de la economía mexicana al mes de enero, Cervantes aludió al desplome de la confianza del consumidor y de productor en las encuestas que publica el Instituto de Estadística.

Esos datos, dijo, anticipan “una fuerte contracción de la inversión” tanto pública, por el recorte al presupuesto, como privada porque la mayoría de empresas han postergado sus inversiones “hasta tener una mayor certidumbre respecto a cuál va a ser el futuro de la relación comercial de México y Estados Unidos”.

El analista detalló que las empresas no solo han disminuido su gasto en inversión física, sino también en capital humano, lo cual también se va a “traducir en una fuerte desaceleración del mercado laboral mexicano” y, por tanto, en una menor creación de empleos formales y una trayectoria ascendente del desempleo.

La institución financiera prevé un repunte del desempleo en el segundo o tercer trimestre de este año a 4,2 % para cerrar el año alrededor de 4,0 %, una vez que se disipe la incertidumbre generada por la llegada de Trump al poder.

El mandatario estadounidense ordenó la construcción de un muro en la frontera común y pretende que México lo pague, así como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, del que también es socio Canadá) al considerar que perjudica a su país.

Cervantes recordó que México tiene los salarios más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y señaló que la tasa de informalidad, si bien es alta, ha registrado un tendencia descendente.

Según el Instituto de Estadística, 57.2 % de la población ocupada se ubicó en la informalidad en 2016 (29.8 millones), seis décimas menos respecto al año precedente.

El secretario de acción política de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Fernando Salgado, atribuyó el descenso del desempleo a las políticas que han alentado la ocupación, pero expresó preocupación por la cantidad de trabajadores en la informalidad.

“No solo no están aportando impuestos, sino que carecen de seguridad social”, afirmó a Efe el dirigente, quien llamó a combatir la informalidad, pero también lo que describió como “simulación laboral”.

Por ejemplo, hay quienes trabajan por un sueldo pero declaran otro para que le salga más barata la seguridad social a su patrón, señaló al destacar que “todavía hay muchas estrategias de evasión”.

Ello afecta la economía del país, pero sobre todo la del trabajador, indicó Salgado, quien consideró que hay “muchas áreas de oportunidad” de cara a los retos que supone el Gobierno de Trump.

“Desde el sector sindical insistimos en que hay que formalizar, generar estrategias que eleven los salarios, que den estabilidad al empleo y acceso a la capacitación”, sostuvo.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, atribuye la generación de empleo a la batería de reformas emprendidas por su Gobierno en la primera mitad de su mandato (2012-2018).

A mediados de diciembre pasado aseguró que su Gobierno estaba llegando a 2.6 millones de empleos formales generados desde el inicio del mandato en diciembre de 2012.

En 65 % de esos nuevos puestos de trabajo se gana más de dos salarios mínimos, en contraste con el 30 % del mismo periodo del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), y 86 % de ellos son “permanentes” frente al 60 % de la Administración anterior, detalló entonces.

Revisa esta nota