Web Analytics CICMEX » México se convierte en el mercado favorito de los emprendedores para la expansión CICMEX | México se convierte en el mercado favorito de los emprendedores para la expansión

México se convierte en el mercado favorito de los emprendedores para la expansión

18 Jun 2018

EyN.Chile

El tamaño de su mercado y los cerca de 130 millones de potenciales clientes transformaron a este país en una aspiración para internacionalizar iniciativas chilenas que buscan atraer inversión y escalar hasta Estados Unidos.

El sueño norteamericano para varios de los emprendedores en Chile comienza con aterrizar en México en busca de nuevos contactos, financiamiento, aprendizaje de buenas prácticas, y por último, posicionar su proyecto en el mercado de tierras aztecas.

La atracción por el mercado se debe a diversos factores que brindan facilidades para desarrollar proyectos. “A nivel gubernamental se ha avanzado en hacer más simple la apertura de nuevos negocios”, dice Eduardo Budge, director general de Alto México, empresa fundada por Jorge Nazer, emprendedor de Endeavor Chile.

Budge asegura que seis días toma realizar los trámites para abrir un negocio en México, lo mismo que demora que la empresa esté operativa. Esto, versus los nueve días que se tarda la gestión en otros países de Latinoamérica y los 36 días para iniciar actividades.

Otros aspectos que el directivo menciona favorecen el desarrollo de proyectos en dicho país son la ubicación geográfica, la estabilidad política, las proyecciones de un crecimiento potencial de la economía, la inflación, leyes en pro del emprendimiento y la sinergia de negocio que tiene con EE.UU.

Sin embargo, “quienes quieran llegar hasta México deben contar con un producto o servicio bien resuelto, dado que el consumidor mexicano se ha vuelto cada vez más exigente”, dice Juan Pablo Swett, presidente de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica (Asela).

Esto, según el ejecutivo, debido al elevado nivel de competencia que existe, ya que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de México, existen alrededor de 4.230.000 compañías, de las cuales cerca del 96% son micro, pequeñas y medianas empresas.

Swett, quien recientemente viajó por la región para conocer de cerca políticas públicas en materia de emprendimiento, destaca que para lograr el éxito, quienes escalen hasta México deben considerar tener un modelo de negocios robusto y sobre todo escalable, para cubrir el gran volumen de personas, y que considere estrategias de venta rupturistas y planes de difusión atractivos.

En la misma línea, David Peña, gerente comercial de ComunidadFeliz.cl, emprendimiento que trabaja de la mano con inmobiliarias y que actualmente ejecuta pilotos en las ciudades de Acapulco, Querétaro, México DF y Guadalajara, comenta que “este es un mercado en el que es difícil entrar”, por lo que “al momento de emigrar es necesario contar con el capital humano adecuado y un plan de posicionamiento sólido del producto en el extranjero”.

El cofundador de la empresa agrega que a pesar de que el tamaño del mercado y los competidores pueden representar un obstáculo y hacer que la tarea de posicionarse sea ardua, “es un logro para cualquier emprendedor de la región el llegar a México”.

Para el presidente de Asela, por su parte, internacionalizar un proyecto representa un gran desafío, por lo que “actuar con decisión, arrojo y visión” es una de las claves que comparte, ya que llegar a operar en México “es una consolidación en las ligas mayores”.

Buenas prácticas y medidas a implementar

Desde Endeavor, Maximiliano Pellegrini, gerente de Selección y Crecimiento, dice que la cultura entre Chile y México no dista mucho, sobre todo porque se comparte el mismo idioma, lo que permite a los emprendedores llegar de manera mucho más cercana.

No obstante, existen diferencias en el mercado mexicano que potencian una mayor factibilidad para los modelos de negocio. Según expertos en Chile, hay algunas buenas prácticas que se deben absorber e implementar en el país.

Javiera Gutiérrez, socia fundadora de Munani, emprendimiento que busca masificar el consumo de algas y que participó en el programa de aceleración de Bimbo en México, considera que “las iniciativas a nivel de aceleradoras corporativas debiesen ser replicadas para estar más cerca de la industria”.

Para David Peña, un aspecto relevante que marca la diferencia con Chile es que los legisladores aztecas están más avanzados, específicamente en todo lo que son leyes que regulan las fintech y empresas tecnológicas en general.

En abril, la Asociación de Emprendedores de México (Asem) presentó “Emprendecálogo”, una serie de recomendaciones para el próximo gobierno. Ahí proponen establecer una “Visa Emprendedora”, que busca simplificar los trámites migratorios, ayudar a crear empresas y promover la inversión.

Este mecanismo es considerado por Juan Pablo Swett, de Asela, como “un beneficio directo para los emprendedores chilenos que quieran extender sus redes e internacionalizar sus proyectos”.

El presidente de la asociación también destaca que en México hay mejoras en materia de regulación imperativa de la sociedad por acciones simplificada (SAS), ley de reemprendimiento, fondos de inversión y aceleradoras, lo cual podría tomarse como ejemplo para enriquecer el ecosistema chileno.

VANGUARDIA México tiene una de las regulaciones más sofisticadas del mundo en fintech.

75 es el puesto que ocupa México en el ranking Global Entrepreneurship Index (GEI) 2018. Su mayor puntaje lo obtiene en el área de  networking.

Fuente: EyN