Web Analytics CICMEX » Positivo balance de la Alianza del Pacífico CICMEX | Positivo balance de la Alianza del Pacífico

Positivo balance de la Alianza del Pacífico

17 may 2017

La Tercera. Chile. SUELE VERSE a la Alianza del Pacífico (AP) como una instancia meramente comercial; sin embargo, este exitoso mecanismo de integración económico que cumplió seis años de existencia, es mucho más que eso. En efecto, sus propósitos no solo apuntan a construir un área de libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, sino que se contemplan variados otros asuntos más allá de la cooperación económica, en materias como pymes, género, educación, innovación, agenda digital, entre otros, los cuales van en completo beneficio de un desarrollo más inclusivo. Además del acuerdo comercial de la Alianza del Pacífico, vigente desde mayo de 2016, que liberó el 92% del comercio entre los cuatro países, existen más de 20 grupos de trabajo, en los cuales se trabaja intensamente para fortalecer un modelo de integración profundo e innovador.

¿Sabrán por ejemplo nuestros lectores que más de 1.400 estudiantes de Chile, Colombia, México y Perú han sido becados gracias a la Alianza del Pacífico? Esto, que trasciende lo comercial, revela la importancia que la AP otorga, en este caso, al área de la educación para mejorar la productividad de sus cuatro economías. La AP, desde sus inicios, ha tenido la clara necesidad de construir un área de integración regional lo más amplia y profunda posible. Y en eso avanzamos cada día.

Desde luego, la acumulación de origen abre un espacio fecundo para materializar articulaciones entre empresarios de los cuatro países de la Alianza para que nuestra participación en las cadenas de comercio globales aporte mayor valor agregado nacional y regional. También se trabaja en cooperación regulatoria.

A la fecha, 49 países de distintas latitudes valoran nuestra iniciativa, y hay más interesados. Países que han destacado el deseo de incorporarse e incluso algunos ya se han comprometido a entregar sus aportes en el ámbito de la cooperación, muy especialmente en temas de alto interés para nuestros países: pymes, educación, innovación y facilitación de comercio. Pero la globalización enfrenta desafíos de envergadura, especialmente por el surgimiento de posiciones restrictivas al comercio. Por ello el bloque ha sido firme en sostener la importancia del libre comercio y en rechazar toda forma de proteccionismo. Al mismo tiempo, tanto en Chile como en los otros tres países de la AP se tiene conciencia de la necesidad que nuestra participación en el mundo global sea más inclusiva.

La AP también se ha propuesto trascender sus propias fronteras. Por tanto, más allá de concepciones distintas, hemos impulsado un decidido diálogo con Mercosur. Creemos que esa convergencia puede ayudar a que la región en su conjunto se posicione de forma más competitiva en la desafiante economía global, en particular en el Asia. Y, en este sentido, tenemos el mandato de perseverar en los esfuerzos por alcanzar estrechos entendimientos con los países del Asia Pacífico, en particular con el esquema de integración del Asean con quienes ya tenemos un Acuerdo Marco de Cooperación.

Han sido  años de trabajo fructífero de integración de la AP, instrumento complementario a los esfuerzos internos para proyectar a nuestros países de forma más competitiva en el mercado , aumentar el crecimiento, y mejorar el bienestar de los ciudadanos.

Fuente. La Tercera.