Web Analytics CICMEX » Quiénes ganan y quiénes pierden en una nueva era comercial CICMEX | Quiénes ganan y quiénes pierden en una nueva era comercial

Quiénes ganan y quiénes pierden en una nueva era comercial

30 ene 2017

Pulso. Chile.

Si Estados Unidos desata una guerra comercial, el orden creado por décadas bajo la dirección de la OMC, podría tambalear.

Quiénes ganan y quiénes pierden en una nueva era comercial

AL PRESIDENTE estadounidense, Donald Trump, le bastó una semana para sacudir los cimientos del comercio internacional. Trump retiró a su país del TPP, anunció la revisión del NAFTA, ha amenazado a China, otros países y multinacionales con aranceles sobre 30% y, como si fuera poco, anunció la revisión de todos los TLC en los que EEUU estuviera en una posición exportadora deficitaria.
¿Quién gana y quién pierde? Difícil decirlo, porque aún no está en claro cómo reaccionarán los países afectados por las medidas. Por lo pronto, ya algunos comienzan a considerar que las políticas de Trump podrían jugar a su favor.

Claros perdedores: Los vecinos del sur

“Los efectos más dramáticos serían para México, Centroamérica y el Caribe. Estos son países que se benefician por su cercanía con el mercado estadounidense, y un cierre de las facilidades que ofrecen las condiciones preferenciales las golpearía duramente”, afirma Cullen Hendrix, académico de la U. de Denver y senior fellow del Instituto Peterson.

EEUU es el destino del 80% de las exportaciones mexicanas, beneficiadas por el NAFTA. Trump anunció una revisión del Tratado y el gobierno mexicano ha amenazado con dejarlo, de no conseguir condiciones favorables. Poco más tarde la Casa Blanca amenazaba con gravar las importaciones mexicanas con un arancel de 20%.

Analistas esperan un golpe a las exportaciones mexicanas y una reducción en inversión de empresas estadounidenses en el país en el corto plazo. Esto debilitaría las perspectivas de crecimiento, tal como ya lo advirtió el FMI.

Sin embargo, México tendría suficientes herramientas para capear el temporal. No así sus vecinos centroamericanos. A modo de ejemplo, en 2009, cuando las inversiones, remesas y consumo de EEUU cayeron por la crisis, las economías de El Salvador, Honduras y Nicaragua cayeron 3,5%, 1,9% y 1,5%, respectivamente.

Víctima doméstica: Los consumidores

También hay perdedores en EEUU. En su sitio web, el gobierno mexicano le recuerda a Trump que, en 2015, EEUU vendió a México productos por US$198.000 millones, lo que supera el valor de los envíos a Francia, Alemania, Japón y Reino Unido en conjunto. Es más, México es el primer o segundo socio comercial de 30 de los 51 estados del país del norte. “Los efectos no serán de una sola vía. México es el mayor importador de los productos agrícolas estadounidenses, que son fabricados, en su mayoría por estados dominados por los republicanos”, agrega Hendrix. Esto debería suponer un desincentivo para que los republicanos respalden a Trump en una guerra comercial.

Pero, de desatarse, los perdedores también estarían entre los “ciudadanos de a pie”. Según cifras del gobierno mexicano, unos 6 millones de empleos en EEUU dependen del comercio con este país. La cifra del gobierno estadounidense es más conservadora, pero supera los 1,1 millones.

De forma más general, estudios demuestran que los consumidores de ingresos más bajos son los más perjudicados por la introducción de aranceles. En un reporte publicado a inicios de mes, Jason Furman y Jay Shambaugh, presidente y miembro del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, respectivamente, concluyen que los hogares del decil más bajo destinan ya el 1,5% de sus ingresos al pago de aranceles. La cifra cae a 0,3% de los ingresos del noveno y décimo decil.

En terapia intensiva: La OMC

El jueves pasado, el director general de la OMC, Roberto Azevedo, anunció la pronta entrada en vigencia “del mayor acuerdo que hayamos alcanzado”. El Acuerdo, que consiste en reducir y simplificar los trámites aduaneros, estaría por alcanzar la ratificación de los 110 países que necesita para aplicarse, y -a decir de Azevedo- impulsaría el comercio global en US$1 billón (millón de millones).

Los planes del Presidente estadounidense desafían las normas de la OMC, porque no pueden modificarse unilateralmente tratados ya acordados en el marco de la organización. Analistas advierten que la OMC podría verse inundada de demandas contra EEUU.

Pero las demandas pueden tener poco efecto si Trump decide retirar al país de la OMC, algo que insinuó durante su campaña. “EEUU ha liderado el desarrollo de organismos multilaterales, como la OMC y el FMI, que han impulsado la economía global. Si EEUU se retira, definitivamente crearía un vacío de poder en ambas instituciones”, afirma Hendrix.

Corren con ventaja: China y la UE

Ya lo dijo el presidente chino, Xi Jinping: su país está dispuesto a llenar el vacío de poder que genere EEUU. Xi ha declarado que China seguirá las directrices de la OMC y aceleró la formación de su propio mega acuerdo comercial, la Asociación Económica Integral Regional (RCEP), que formará un solo bloque junto a India, Japón y otros 13 países.

Alicia García-Herrero, economista jefe de Natixis Research, ve a China como el principal candidato en poder aprovechar los espacios comerciales que ceda EEUU. Si otros países responden al alza de aranceles con una reducción de sus importaciones, China podría ganar mayor participación de mercado. En menor medida, la Unión Europea, sostiene.

Para ello, Guntram Wolff, director del think tank Bruegel Institute, indica que la UE debe acelerar su capacidad de negociar acuerdos comerciales; y fortalecer su alianza con China para defender la OMC.

La Comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström, en una conferencia en Bruegel la semana pasada, recordó que el bloque es la entidad comercial más grande del planeta, por lo que llamó a tomar un mayor liderazgo. Para ello anunció que acelerarán las negociaciones con países que son miembros del TPP, como Japón, Australia, Nueva Zelandia y Chile.

Fuente: Pulso