Web Analytics CICMEX » Gas natural, opción para catapultar industrias CICMEX | Gas natural, opción para catapultar industrias

Gas natural, opción para catapultar industrias

25 Jun 2018

FORBES. México

Un caso de éxito es Nuevo León, entidad con más de 80 años de acceso al gas natural, lo que ha impulsado la producción y la presencia de industrias, como la petroquímica, la acerera.

La construcción de infraestructura es indispensable para que un país impulse su crecimiento económico, atraiga nuevas empresas, cree empleos y mejore la calidad de vida de sus habitantes. En especial, siendo el insumo energético una clave para la competitividad, es fundamental que las entidades promuevan el desarrollo de alternativas de energía que conviertan a los estados en polos de atracción de inversiones.

El precio del gas natural en México es uno de los más bajos en el mundo, además de que su disponibilidad, junto con la mano de obra y el acceso al agua, son un factor determinante para decidir dónde estarán los nuevos complejos industriales. Esto generará economías de escala y fomento a la integración de más compañías, principalmente Pymes, a la cadena de valor.

Hasta 2012, México tenía un tema pendiente en la agenda energética: el crecimiento y el fortalecimiento de su sistema de gasoductos. Fue a partir de entonces cuando se inició la expansión del sistema de transporte del gas natural, con el objetivo de garantizar su suministro al sector industrial y llevarlo a los estados que aún carecían de éste.

Para 2016, respecto al año anterior, nuestro país aumentó 17% el volumen de importación de gas natural de Estados Unidos, dada la creciente demanda y la entrada en operación de nuevos gasoductos; sin embargo, el reto aún es muy grande.

Actualmente, hay nueve proyectos de gasoductos en construcción, que representan una inversión de 6,706 millones de dólares, lo cual se traduce en empleo, desarrollo social y económico para más entidades, las cuales serán más atractivas para la industria y podrán ofrecer a sus habitantes alternativas para la adquisición de combustibles más baratos y seguros.

Para confirmar esto, basta mencionar que los estados que actualmente cuentan con gas natural tienen, en promedio, un PIB per cápita 50% mayor que aquellos que no lo tienen.

La industrialización que hemos descrito y el crecimiento de las ciudades implican también retos en términos de sustentabilidad; por ello, el uso de gas natural es clave para el cuidado del medio ambiente, ya que, por sus características, no emite partículas sólidas durante su combustión.

Ejemplo de ello son las centrales de generación eléctrica que utilizaban combustóleo y hoy están migrando para convertirse en centrales de ciclo combinado, es decir, para generar electricidad a partir de agua y gas natural, hecho que las hace más eficientes en términos de costo y ecología. Por su parte, las empresas reducen su huella de carbono al utilizar este energético, lo que se suma a las estrategias de las compañías y a los compromisos medioambientales del país.

Asimismo, tanto en flotillas corporativas como en vehículos de uso cotidiano, también está pendiente el impulso masivo del gas natural vehicular (GNV) como alternativa. Ya es usado en muchos países para disminuir la contaminación ambiental a gran escala, mientras que en México apenas alcanzamos 10,000 vehículos con GNV. Aunado a que su costo es menor al de otros combustibles, el fomento de su uso en autos y transporte público contribuirá a prevenir y combatir enfermedades respiratorias agudas.

Frente a nosotros se encuentra una gran oportunidad para lograr que México se consolide como la mejor alternativa para invertir en el sector de gas natural, debido a su creciente demanda y a un marco regulatorio que ofrece seguridad a las empresas que invierten en infraestructura energética.

La expansión de este energético proveerá al país de un gran acceso al combustible más seguro y económico del mercado. Esto es imprescindible para asegurar un futuro próspero y competitivo para la industria mexicana, los pequeños negocios que buscan reducir costos de producción, y para usuarios que lo utilizan en sus hogares. El gas natural atrae beneficios importantes para todos los mexicanos.

Fuente: FORBES