Web Analytics CICMEX » Una estrategia para Asia Pacífico más allá del TPP CICMEX | Una estrategia para Asia Pacífico más allá del TPP

Una estrategia para Asia Pacífico más allá del TPP

15 mar 2016

LA APERTURA económica es uno de los fundamentos estructurales más importantes de la economía chilena, un vehículo hacia la modernidad en un amplio sentido y, ciertamente, un instrumento insustituible de estímulo hacia la productividad. La pequeña economía chilena, en términos globales o regionales del espacio económico de la Cuenca del Pacífico, no es viable en un escenario de cierre hacia el exterior, que no sólo es una limitante en término de los intercambios comerciales financieros o tecnológicos, sino que genera el ambiente ideal para incurrir en políticas públicas ineficientes o burdamente erradas, además de cultivar el terreno para variados vicios de corrupción, como en Corea del Norte, Afganistán o Venezuela.

El cierre de la economía genera amenazas ciertas para la sana evolución democrática y para una evolución económica progresiva, inclusiva y sostenible.

Como corolario de lo anterior, es necesario e imperativo abrir y vincular más nuestra economía con las regiones más abiertas y dinámicas del ámbito económico y financiero global. Más aún, teniendo en cuenta que la economía chilena ya alcanzó el nivel apropiado en los ámbitos público y privado, para desenvolverse exitosamente en el plano de las negociaciones de acuerdos internacionales y en el plano competitivo empresarial, en el espacio global.

De acuerdo a la teoría de la integración económica, la región más atractiva y desafiante para avanzar en nuestra apertura e integración económica es la Cuenca del Pacífico, donde tenemos ventajas económicas, geopolíticas e históricas substanciales, que nos facilitan el camino. Tenemos ya el know how y el prestigio de haber actuado con éxito y visión.

Más allá del TPP, que es nuestro reciente desafío y oportunidad para  integrarnos más profundamente en la Región de Asia Pacífico, debemos generar una estrategia coherente y realista para esa región y, adicionalmente, evaluar si disponemos de los medios necesarios para abordar ese desafío.

Los procesos de integración comercial, económica, financiera y tecnológica en la Región de Asia Pacífico han entrado a una etapa de madurez y aceleración vertiginosa.  Señales de ello son el avance de los acuerdos subregionales, tales como el Acuerdo de Asociación Transpacífico, la Alianza del Pacífico y el acuerdo de ASEAN + 6 (RCEP), en que participa China y la India,  que convergirán al acuerdo amplio de la región Asia Pacífico (FTAAP), ya en estudio avanzado en ABAC y APEC.

Lo anterior exige que, como país, generemos una estrategia público-privada para Asia Pacífico, coherente y flexible, capaz de responder rápidamente los desafíos que se irán sucediendo, cada vez con más celeridad en la región, de enorme y creciente gravitación económica para Chile.

Actualmente, existen elementos parciales y positivos, tanto en el sector público como en el sector privado, para configurar una estrategia e instrumentos de ejecución, pero falta un esfuerzo pensado, que coordine y dé efectividad al conjunto de recursos y acciones disponibles, configurando una estrategia de mediano plazo que minimice los riesgos de improvisación y que nos permita encarar adecuadamente los crecientes desafíos regionales.

 

Link: La Tercera