Cicmex – Cámara Chileno Mexicana

La fintech chilena que financia digitalmente a pymes de Chile y México

Xepelin, con solo dos años de existencia, ya ha prestado dinero a 3.500 pequeñas y medianas empresas y busca ser el banco digital para este tipo de negocios en Latinoamérica, además de ayudar a ordenar la información contable de los negocios, a través de un software gratuito.

“Queremos ser el banco digital para pymes de Latinoamérica”, dice Nicolás de Camino (32), cofundador y CEO de Xepelin, una plataforma que permite a las pequeñas y medianas empresas ordenar su información contable, a través de un software gratuito y, además, con la posibilidad de acceder a financiamiento “en tres clics”.

La fintech chilena, que debutó en julio de 2019 y fue creada por De Camino junto a cinco socios, actualmente opera en el país y en México, trabaja con siete mil pymes, ha entregado recursos a 3.500, ha prestado casi 800 millones de dólares y logró una inversión Serie A de 230 millones de dólares, la más alta en una startup chilena. “Estamos creando algo realmente único. Si seguimos haciendo como equipo lo que tenemos que hacer, vamos a hacer un impacto grande de verdad”, sostiene el ingeniero comercial.

Xepelin, cuenta De Camino, nació a partir de un diagnóstico que hicieron luego de 10 años trabajando en el sector. “Los bancos están mirando personas, viendo grandes empresas, pero nadie está mirando las empresas chicas o las empresas medianas. Siempre me di cuenta de que las pymes las tenían botadas y que estaban súper mal atendidas, que les cobraban carísimo y que siempre llegaba la plata a las mismas 25 mil empresas”, asegura.

El sistema que crearon organiza las ventas, compras, clientes y deudas de los emprendimientos, los cuales deben otorgarle a Xepelin acceso a sus cuentas del Servicio de Impuestos Internos (SII) o Previred para obtener toda su información. Con esto, además, ayudan a las empresas a educarse financieramente. “Somos como un gerente de finanzas. Nosotros ayudamos a ordenar cuánto están vendiendo, cuánto están comprando, quiénes son sus clientes, quiénes son sus proveedores, cuántos impuestos tienen que pagar o si están debiendo, si están publicados en Dicom y así ordenar su día a día”, dice De Camino

Al entregar su data las empresas se enrolan y, luego de eso, pueden postular a préstamos. Según detalla el CEO de Xepelin, los bancos y factoring a las pymes les cobran un interés de un 25% anual y en Xepelin, dice, “la tasa promedio está como en el 15% anual y parte en el 0,4% mensual, que es bajísimo. Cuando a las pymes les cobras 30%, 40% anual, no ganan plata, trabajan para vivir el día a día. Cuando tú haces lo que nosotros, haces que ganen plata, puedan reinvertirla y puedan hacer crecer su empresa”.

En tanto, señala que con el motor de riesgo que crearon, con el cual evalúan cada potencial crédito, rechazan entre un 20% y 25% de las solicitudes. “Me encantaría aprobar todas y que le llegue la plata a todas, pero al final del día estamos prestando plata y parte de lo que hacemos bien es equivocarnos muy poco a la hora de prestarla”, dice el ingeniero.

Fuente: La Tercera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *