Cicmex – Cámara Chileno Mexicana

2021, el año de los récords de las materias primas

El barril de petróleo está cerca de los US$ 80, mientras que el cobre se mantiene firme sobre los US$ 4 por libra.

En materia económica, 2021 será recordado como el año de la recuperación global tras la crisis y el de las materias primas. Claro porque los commodities estuvieron entre los activos que más subieron durante este ejercicio.

Y bien lo saben los chilenos que sufrieron como nunca con los precios históricos de las bencinas (más de $ 1.000 por litro en la de 93 octanos), los cuales obligaron al gobierno a modificar los parámetros del Mecanismo De Estabilización De Precios De Los Combustibles (Mepco).

Detrás de esto está el alto precio del dólar (que también llegó a máximos históricos frente al peso en 2021) y, cómo no, el del petróleo. Los precios del crudo, el Brent (Londres) y WTI (Nueva York), treparon este año más de 50% y alcanzaron máximos en siete años.

En la actualidad el barril está cerca de los US$ 80 ante la escasez de oferta disponible y el bajo nivel de reservas, justo cuando comienza el invierno en el hemisferio norte y se usa más energía para calefacción.

Y si el petróleo subió, ni hablar del gas. De acuerdo a los registros de Bloomberg, el precio del gas natural que se cotiza en Nueva York se disparó 67% este año. Este hidrocarburo no solo es uno de los más usados para calefaccionar sino también es una relevante fuente de combustible para generar electricidad.

Hay escasez de gas, especialmente en Europa que ha volcado sus ojos a Rusia, que es el mayor productor de gas de la región y que está pidiendo firmar contratos a largo plazo.

En Chile el precio del gas también está en niveles récord. De acuerdo a los datos de la Comisión Nacional de Energía (CNE), el consumo de 58 metros cúbicos de gas natural está en $ 55.773 en la Región Metropolitana frente a los $ 14.346 que costaba en el año 2000.

Por su lado, el cilindro de gas licuado de 45 kilos promedia los $ 72.056 lo que se compara con los $ 15.717 del precio hace dos décadas.

Hay que recordar que el alza sostenida del precio del gas movilizó a varias municipalidades (las 75 agrupadas en la Amuch) a presionar para ingresar al mercado de distribución del gas licuado.

Otra alza amarga de las materias primas la encarna el café. El precio ha subido más de 76% en lo que va del año, más que el petróleo y el gas.

El valor del café verde -el base- en la Bolsa de Nueva York llegó el pasado 6 de diciembre a los US$ 2,498 la libra, su mayor nivel desde septiembre de 2011. El gran responsable es Brasil, el mayor productor de café del mundo y que ha visto afectada su producción debido a las consecuencias del cambio climático expresadas en heladas, sequías e intensas lluvias.

Los precios obviamente han subido en Chile.

“Ya hemos visto aumentos de en torno al 10%-15%, tanto en góndolas como en cafeterías”, explica Lasen. Y el panorama amenaza con agravarse: “En 2022 se va a ver un alza importante. Estimaría que en los precios calle vamos a ver -generalizado en la industria- aumentos de, por lo menos, un 25%-30%”, dijo a Pulso hace unos días el director ejecutivo de Marley Coffee Latam, Mario Lasen.

Alivio a las arcas fiscales

Pero no todo es tan malo para Chile en este boom de los commodities. El país se ha visto beneficiado por los precios históricos que alcanzó el cobre en 2021 y que llegan como bálsamo a las arcas fiscales, que se han visto muy presionadas por los coletazos del estallido social y la crisis generada por la pandemia.

El precio del cobre, el principal producto de exportación del país, ha subido 24,72% en el año y, de acuerdo a los datos de Cochilco, promedia los US$ 4,22 en el año, algo nunca antes visto.

Los precios del cobre se han beneficiado de la mayor demanda de China que se recuperó rápidamente de la crisis.

Afortunadamente para el país, la mayoría de los expertos e instituciones financieras espera que se mantengan altos los precios del metal rojo a medida que se consolida la recuperación mundial y aumenta la producción de autos eléctricos que requieren mucho más cobre que los vehículos con motor a combustión.

De acuerdo a Bank of America, el precio promedio de llegará a US$ 4,451 por libra en 2022, mientras que recién el año siguiente descendería por debajo de los US$ 4, hasta US$ 3,799. Cabe destacar, que ambos pronósticos sufrieron recortes, pues previamente estaba anticipando US$ 4,479 y US$ 4,309, respectivamente.

Ole Hansen, jefe de estrategia de productos básicos de Saxo Bank A/S, dijo a la agencia Bloomberg que sus perspectivas es que los precios del cobre se dispararán de cara al próximo año.

“De cara al 2022, el enfoque inicial estará firmemente en China, no solo en cómo manejan el brote de ómicron, sino también en si el estímulo renovado compensará una desaceleración en el sector inmobiliario”, dijo.https://e.infogram.com/_/F9BNUxvkytaB3ft0G6fT?src=embed

Fuente: La Tercera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *