Web Analytics CICMEX » Así es Justo, la startup chilena de pedidos y delivery que llega a México CICMEX | Así es Justo, la startup chilena de pedidos y delivery que llega a México

Así es Justo, la startup chilena de pedidos y delivery que llega a México

24 Jul 2020

La compañía sudamericana llega oficialmente al país con el objetivo de competir en el terreno de las apps de solicitud y entrega de comida, aunque con una estrategia completamente diferente a la que tienen empresas como Rappi o Uber Eats.

Rodrigo Segal y Nicolás López tuvieron en sus manos, durante varios años, una agencia de desarrollo de software desde la cual solían trabajar con cualquier cantidad de proyectos distintos que, a través de sus conocimientos, relacionaban al ámbito de la tecnología.

Sin embargo, llegó un día en el que un situación muy en particular los tocó: Un grupo de restaurantes, cansados de la relación que tenían con plataformas de delivery como Rappi o Uber Eats y las altas comisiones que les cobraban de hasta 20 o 30% por cada pedido, se acercó a ellos con el objetivo de pedirles ayuda para crear su propia plataforma de venta en línea.

Los dos jóvenes aceptaron el proyecto y, conforme fueron avanzando con él, se dieron cuenta de que muchos otros establecimientos de comida también expresaban molestias por este mismo problema, por lo que entendieron que podía existir dentro de este nicho una oportunidad de negocio.

Fue así como nació Justo, una startup de pedidos y delivery nacida en Santiago de Chile, que fundaron ambos emprendedores con el objetivo de apoyar a los restaurantes a fortalecer su negocio a través de la venta en línea.

Esto buscan concretarlo con un modelo de negocio, explican Rodrigo y Nicolás a Forbes México, muy distinto al de las ya conocidas plataformas de entrega. Y es que ellos no se presentan como la empresa a través de la cual venden los negocios, sino que ponen al restaurante en primer lugar.

“A nosotros nos gusta ponernos detrás del restaurante, no adelante como pasa con las otras aplicaciones, entonces lo que hacemos es ayudarles a crear su propia plataforma de comercio electrónico, además de que les ofrecemos el servicio de delivery”, explica Rodrigo Segal.

Cabe señalar que, a diferencia de la comisión por entrega que cobran otras plataformas a los restaurantes, la compañía sudamericana colecta un porcentaje mucho más bajo, de entre un 7 y 12%.

“Nosotros lo que queremos hacer es ayudar de manera real a los restaurantes, hacerlos negocios rentables y que efectivamente puedan ssacar provecho de esta ventana de oportunidad”, comenta Nicolás López.

Es con este modelo de negocio que la compañía suma hoy en Chile alrededor de 2,500 restaurantes con los que ya trabaja, un millón de pedidos procesados, además de 25,000 repartidores que apoyan a concretar la entrega de los pedidos que se realizan.

A la caza de México

A dos años de distancia de su nacimiento, los emprendedores detrás de la startup chilena están prácticamente seguros de una cosa: Este 2020 ha sido un año de locura.

Y lo ha sido por varios factores, el primero de ellos es que la pandemia por el coronavirus retó realmente a su estructura de trabajo por la cantidad de pedidos que se generaron durante esta etapa. Según sus cálculos, la compañía creció hasta un 500% durante este momento.

“Esta etapa del coronavirus fue muy retadora, no estábamos preparados en muchas cosas y fue un momento muy decisivo para nosotros, afortunadamente sacamos las cosas y pudimos crecer durante este tiempo”, dice Segal.

Pero además en este año, y casi al mismo tiempo en que se gestaba esta situación de crisis sanitaria, la compañía fue aceptada para formar parte del programa de aceleración de Y Combinator, quien invirtió en su compañía alrededor de 150,000 dólares que le permitirán a la firma iniciar su proceso de expansión por América Latina.

Su primera parada será México, un país donde la compañía de tecnología ve oportunidades grandes para seguirse desarrollando. Y las metas que tiene la compañía son amplias, toda vez que pretenden concretar en su primer mes en el país, agosto, el ingreso de al menos 100 restaurantes a su plataforma.

Para concretar esta meta Justo ya cuenta con un equipo trabajando en la Ciudad de México para poder hacer real este objetivo que tienen.

“El mercado mexicano es muy exigente por el tamaño que tiene, además de los problemas de bancarización que existen, sin embargo, ya estamos allá y nuestra meta es que Justo no sea una empresa extranjera más, sino que sea muy cercana a sus clientes, los restaurantes”, concluye López.

Fuente: Forbes México