Web Analytics CICMEX » Gurría (OCDE) y el debate en Chile: “Las reformas no sólo son importantes, son indispensables” CICMEX | Gurría (OCDE) y el debate en Chile: “Las reformas no sólo son importantes, son indispensables”

Gurría (OCDE) y el debate en Chile: “Las reformas no sólo son importantes, son indispensables”

23 Nov 2015

Diario Financiero. Chile.

Autoridad advierte que chilenos son “autoflagelantes” y que falta “poner las cosas en perspectiva”, en el sentido de que la economía está creciendo más que en otros países del vecindario.

Por s. valdenegro y r. lucero

 

Ángel Gurría, ex canciller y ex ministro de Hacienda mexicano, está preparando sus maletas para llegar al país esta semana, pues participará el jueves en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade) en CasaPiedra.

En la instancia, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) expondrá en el panel inaugural junto a la presidenta de la República, Michelle Bachelet, bajo el lema “¿Cómo llegar al desarrollo?”. El mexicano compartirá foro con el presidente de Icare, Guillermo Tagle, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, y el titular de la CPC, Alberto Salas.

Desde París, Francia, la máxima autoridad del denominado “club de los países ricos” aborda esta y otras inquietudes, mostrando su apoyo a las reformas que impulsa el gobierno y haciendo un llamado a aceptar -de alguna manera- los costos de corto plazo, como un menor crecimiento económico en beneficio de los efectos de largo plazo de las modificaciones al sistema educacional, impositivo y laboral.

– ¿Cuál es su visión económica sobre Chile?

– Vemos a Chile en un punto de fortalecimiento gradual, por debajo del 2% el año pasado y por arriba del 2% este año y más cercano al 3% en 2016 y por encima del 3% en 2017. Vemos una tendencia gradual de recuperación, no hay cambios dramáticos en el camino hacia una consolidación de un nivel de crecimiento que es más parecido a lo que veíamos en Chile antes de esta bajada el año pasado.

– O sea, ¿son más optimistas que pesimistas respecto a Chile?

– Lo que pasa es que las políticas públicas pueden ser impecables, pero resulta que el contexto internacional se ha complicado enormemente. ¿Qué puede hacer ahí un país como Chile, donde la mitad de sus exportaciones son cobre y el precio cae a la mitad de repente? No es absoluta responsabilidad de Chile. Pero el mensaje es claro: hay que diversificar el modelo productivo, que no puede depender exclusivamente de un producto para la mitad de las exportaciones, porque puede suceder lo que está pasando hoy.

Ahora, habría que hacer una reflexión muy importante: en otros países donde ha pasado esto, tan dependientes de la exportación de materias primas, la caída ha sido mucho mayor. Esto quiere decir que Chile está resistiendo mejor el embate externo, que tiene un nivel de consumo interno, inversión y exportaciones que están ayudando a amortiguar la caída del cobre. Y si bien es difícil compensar la caída del cobre, estos elementos están alimentando la vitalidad económica de Chile y eso es muy importante constatarlo.

– En Chile se debate mucho sobre la magnitud de la desaceleración. ¿Los chilenos estamos siendo autoflagelantes?

– Lo de los autoflagelantes me parece muy buena expresión (risas), porque se puede usar para muchos países. Si el crecimiento mundial es menor, si el crecimiento de los socios comerciales de Chile es menor, si la demanda de materias primas es menor, entonces no nos debe sorprender que Chile tenga recortes en su crecimiento, pero le está yendo mejor que al vecindario. ¿Por qué? Porque se tomaron las decisiones de cambios. A Chile le está pasando lo mismo que a otros países que dependen de las materias primas, pero Chile ya hizo los deberes en materia de reformas y políticas económicas, por lo tanto tiene más con qué defenderse.

Diría que esto de los autoflagelantes es así, absolutamente, hay que poner las cosas en perspectiva. ¿Cómo pretenden seguir creciendo al 4%-5% cuando todo el mundo está creciendo a la mitad o menos?

– ¿Debemos ser menos autoflagelantes?

– Tener más objetividad, más perspectiva y entender que todo es relativo, pero también hay que tirar algunas conclusiones. Una de ellas es decir que si les afecta tanto la caída de un producto y en algún momento cambios tecnológicos permiten hacer menos importante el uso del cobre, deben implementar una estrategia de diversificación que haga menos vulnerable a la economía en general.

El otro tema es que la productividad se tiene que fortalecer y tiene que ser incluyente

¿Cómo alcanzar el desarrollo?

– Chile y América Latina están en proceso de desaceleración. ¿Esto dificulta la meta de alcanzar el desarrollo?

– Aspirar al desarrollo no depende de las materias primas, uno siempre aspira al desarrollo. Y además, cuando estamos en un país de niveles de ingreso medio como los de América Latina, uno aspira al desarrollo para incorporar a más gente a través de mejor educación y capacitación.

– Entonces, ¿no ve más difícil que Chile alcance el desarrollo en la actual coyuntura?

– No, porque desarrollo quiere decir crecimiento pero con buena calidad y con productividad incluyente. Quiere decir que crezca la economía pero de una manera que no deje afuera a la población que se quedó atrás producto de la crisis. Pero también considera que no haya exclusivamente políticas que redistribuyan el pastel entre todos, sino que también aumenten el tamaño del pastel. Es ahí donde es importante el aumento de la productividad, de la competitividad, de las exportaciones, más valor agregado.

“Aplaudir el afán reformista”

– El gobierno chileno ha realizado una serie de reformas -tributaria, educacional laboral- y, en el corto plazo, la constitucional. ¿Cuánto de este afán reformista está impactando en la economía?

– Las reformas no solo son importantes, son indispensables y uno no puede referirse al afán reformista del gobierno más que con admiración, respeto y con apoyo.

La diferencia entre los países que van a salir adelante y les va mejor, y los que no, son precisamente aquellos que vayan por el camino de las reformas.

Las reformas son necesarias, pero además tienen que volverse una especie de estado de ánimo, una forma de vida, hay que estar permanentemente cuestionando qué de lo que tenemos hoy puede mejorarse o hacerse distinto o, inclusive, qué se puede eliminar. El que no lo haga, no está cumpliendo con su obligación. Hay que decir “afán reformista” con mayúsculas con signos de admiración y de apoyo, no como un elemento de crítica.

¿A quiénes les está yendo mejor hoy? A Chile, que ha sido un país que ha emprendido reformas desde hace buen rato; y a México, que cuajó reformas y que ahora está recibiendo los beneficios porque ya está poniendo en subasta alguna de las concesiones de los campos de producción de gas, eléctrico, convocando a las inversiones extranjeras sin perder soberanía de los recursos naturales.

– Aquí se dice que las reformas están impactando las confianzas…

– Es absolutamente lo contrario. Lo que da confianza es que haya reformas.

Pero claro, el contenido de las reformas es muy importante, la calidad de las reformas es muy importante también.

 

COLUSIÓN: “SANCIONES SEVERAS A LOS CULPABLES”

– Hace un par de semanas explotó un caso de colusión de la principal empresa papelera de Chile, CMPC, con la multinacional SCA. Se coludieron por más de 10 años para aumentar los precios del papel higiénico. Esto ha generado mucho debate respecto a las confianzas, la corrupción, etc. ¿Esto les genera inquietud?

– Al contrario, lo terrible es que esto no se haya identificado hasta 10 años después. Por eso, entre otras cosas, es tan importante la competencia. Si hay muchas empresas que están ofreciendo el papel higiénico, o las televisiones, los zapatos, los automóviles, entonces, obviamente tenemos una mayor opción de selección y eso ayuda al consumidor. Con tal manera de mantener las cuotas del mercado las empresas bajan los precios en vez de subirlos. Cuan- do uno tiene monopolio, oligopolio o duopolio, pues se ponen de acuerdo las empresas y toman al consumidor como rehén.

Entonces, la conclusión es muy importante: hay que sancionar muy severamente a los culpables de esas colusiones, pero también hay que aplicarles la sanción última, que es más competencia, más competencia y más competencia.

– ¿Esto da cuenta que el mercado chileno en ciertos sectores es menos competitivo de lo que uno querría?

– Menos competitivo no, tiene menos competencia, que no es lo mismo. Porque menos competitivo, no sabemos si ustedes están compitiendo por exportar papel de baño a otras partes del mundo y no lo pueden hacer porque producen caro eso es porque son poco competitivos. Pero si por la falta de competencia lo que están haciendo es encareciendo el producto para el público consumidor, pues eso absolutamente se resuel- ve primero con una fuerte sanción ahora que los han descubierto; y, en segundo lugar, trayéndoles a cinco empresas que tengan la libertad total de entrar al mercado sin limitaciones y que diga “bueno yo te ofrezco mejor calidad, a más bajo precio, mejor servicio y lo que sea”. Y el papel de baño es muy buen ejemplo pero así sirve para todos los productos de todo lo que sea.

– ¿Esto refleja algún deterioro en la transparencia de los mercados en Chile?

– Lo que está pasando es que están denunciando a un sector donde hubo colusión por varios años, entonces están diciendo que vamos a sancionarlos. Lo que yo estoy diciendo es que en todos los sectores la solución última es mayor competencia, porque los reguladores siempre andamos atrás de los agentes económicos y a ve- ces los pescamos en las travesuras que hacen y otras veces no. Usted ha visto todos los días que tal ha hecho tal cosa y que ahora hasta la Volkswagen, que era de los pocos valores inamovibles que teníamos de los autos alemanes, hacen trampa también.

Bueno, lo que hay que hacer es asegurarse de que los reguladores hagan el trabajo. Los reguladores siempre están un paso atrás, en- tonces la única forma de asegu- rarse, insisto, es que haya oferta amplia, que el consumidor sea el soberano en lugar que sea el monopolista.

 

REFORMA CONSTITUCIONAL: “ES IMPORTANTE BUSCAR LOS CONSENSOS”

– El gobierno ha aplicado gradualidad y ha apelado a los consensos en las reformas. ¿Son la vía adecuada?

– Los consensos son parte de la acción política, porque si no hay consensos, no se aprueban las reformas, y uno ya no puede, aunque tenga los votos -inclusive la mayoría parlamentaria-, en ningún país moderno y democrático simplemente imponer una decisión que no cuente con los apoyos de las grandes mayorías.

Ahora, eso no quiere decir que todos los partidos tienen que estar de acuerdo con todo lo que se propone, porque muchos partidos lo que hacen es oponerse simplemente porque lo que quieren ellos es tomar el poder. Esto es legítimo, pero también hay que entender la diferencia. Ahora en términos de proceso, también es importante buscar los consensos, sobre todo cuando estamos hablando de una reforma constitucional.

Entonces, el proceso tiene que ser muy incluyente, se tiene que hacer con el mayor consenso posible, pero consultando a toda la sociedad, porque puede haber la oposición de un partido, pero cuando la sociedad entiende que es para su mejor interés y se expresa su opinión en este sentido, pues obviamente los partidos políticos que se están oponiendo van a tener algunas consecuencias y, por lo tanto, seguramente se van a sumar a la iniciativa.

Si se trata de mejorar el proyecto legislativo, pues entonces enhora- buena, porque eso es bienvenido. Nunca hay que pensar que el pro- yecto que presentan los gobiernos sobre alguna reforma es el mejor posible, pero lo que no hay que hacer tampoco es dejarse llevar por el ruido que genera un proce- so democrático en el momento de estar debatiendo una reforma, por sobre todo constitucional.

– En ese sentido, ¿usted está tranquilo de que la reforma constitucional va a ser consensuada?

– Tienen un gobierno presidido por una mujer muy ejemplar y ciertamente democrática, abierta al diálogo y a la consulta. Por lo tanto, yo estoy muy tranquilo en el sentido de que cuando se traten las reformas, ya sea de sectores específicos y más aún constitucional, obviamente habrá los procesos de consultas con todos los grupos de la sociedad; de eso no tengo ninguna duda. Pero insisto, no confundir que haya algunos que traten de detener las reformas por razones exclusivamente de ser oposición profesional, mientras hay una oposición que está pensando más en el beneficio del país, pues se suma a las reformas que le conviene al país.

También hay que reconocer que hay legítimas diferencias de opinión, pero finalmente eso se dirime por la vía de las mayorías.

https://www.df.cl/noticias/economia-y-politica/actualidad/gurria-ocde-y-el-debate-en-chile-las-reformas-no-solo-son/2015-11-20/213701.html