Web Analytics CICMEX » Las empresas chilenas, las que más invierten de Latinoamérica CICMEX | Las empresas chilenas, las que más invierten de Latinoamérica

Las empresas chilenas, las que más invierten de Latinoamérica

27 Jul 2015

En varias ocasiones a lo largo de estos años nos hemos referido a la trascendencia que tiene para los países el que, además de recibir inversión extranjera directa, sus empresarios inviertan fuera de su zona de confort, es decir, que se internacionalicen.

Las empresas chilenas fueron las que más inversión directa materializaron fuera de Chile en 2014, superando los 13.000 millones de dólares: un 51% más que el año anterior, según el último informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Un número cada vez mayor de corporaciones nacionales que se integran en el Índice de Precios Selectivo de Acciones (IPSA) -índice bursátil de la Bolsa de Chile, compuesto por 40 entidades- obtiene una parte cada vez más sustancial de sus ingresos de las inversiones realizadas en el exterior.

El comercio, manufacturas de consumo, generación y distribución eléctrica, tecnologías de la información, forestales, transporte aéreo o vitivinícola, representan a sectores que cuentan con firmas de origen chileno establecidas en mercados foráneos, donde consiguen sobre el 40% promedio de sus ventas a través de la gestión que realizan de sus negocios.

Esta situación es muy propia de países desarrollados, cuyas participadas invierten habitualmente en distintos lugares del planeta. Por ejemplo, en el caso de España, de las 35 que integran el IBEX 35 (equivalente al IPSA chileno), 16 alcanzaron el 60% de sus intercambios fuera de territorio español.

La generación de riqueza de las sociedades que optan por la expatriación crece si afrontan con cabeza esta decisión; de esta manera captarán divisas de personas e instituciones de otras latitudes y al mismo tiempo favorecerán a la nación del cual proceden. Asimismo, las que se han internacionalizado se vuelven más competitivas, adquieren mayor tamaño, incrementan lo que facturan, son productivas y resisten mejor las crisis.

La fuerza del comercio minorista

Una de las parcelas chilenas que más atención llama en Europa por ser una desconocida entre fabricantes de mediano y pequeño tamaño principalmente de productos de consumo es el de la venta al por menor o retail, su tremenda potencia para acceder a los consumidores finales es algo que recién está siendo valorado, las consultas relacionadas con esto crecen exponencialmente.

Deloitte, en su informe anual 2015 Global Powers of Retailing, sitúa al grupo chileno Cencosud en el puesto 47, como el mayor retailer de América Latina con cifras anuales próximas a los 20.000 millones de dólares. El Corte Inglés, de España figura en el lugar 66. Mercadona, el español mejor posicionado está en el 42. El segundo lugar en Latinoamérica también fue para una comercial autóctona, Falabella (88), con una facturación por encima de los 11.000 millones de dólares. En 2003 Cencosud, Falabella y Ripley vendían 4.000 millones de dólares; hoy están próximos a los 40.000 millones, fundamentalmente apoyados en la internacionalización.

Cencosud y Falabella utilizan varios formatos: centros comerciales, supermercados y multitiendas, y, junto a Chile, están implantados en Brasil, Colombia, Perú, Argentina y Uruguay. Ripley, solo como multitienda, tiene presencia en Chile, Perú y Colombia.

En el caso de Cencosud, el 62% de sus entradas le llegan desde fuera de Chile. Su última gran adquisición fue Carrefour, en Colombia, por 2.600 millones de dólares. En el caso de Falabella, si se incluye su negocio Sodimac en Colombia, el 48% de su facturación vendría de sus filiales extranjeras. Ripley señala que el 35% lo logra en Perú y Colombia.

Situación similar acontece con el gestor de centros comerciales Parque Arauco, que está en período de plena expansión. De momento un tercio de lo facturado lo hace de sus malls de Colombia y Perú.

Quienes apuestan por marchar más allá de los límites locales están ampliando el mercado en el que se mueven y sobre todo están diversificando riesgos. Al hacerlo mejoran su competitividad, sacando partido a las oportunidades que encuentran en un entorno nuevo, se robustecen y prolongan su supervivencia con el aumento de las ganancias. Este esfuerzo por emigrar las ha obligado a reorganizar sus diversos procesos y perfeccionar la gestión interna, acostumbrándose a convivir en ambientes multiculturales donde todos tienen cabida.

Finalmente, esta preferencia mayoritaria de los chilenos por los estados más próximos tiene varias lecturas, van desde el aprendizaje que impone el salir, la cercanía para acudir allí donde sea perentorio estar, costos asumibles, ganar en corpulencia antes de abordar zonas más exigentes y especialmente aprovechar el desarrollo de una clase media que crece día a día en las naciones escogidas, las que cuentan con una mayor capacidad de consumo facilitando la permanencia y obtención de beneficios allí donde se establecen.

 

Fuente:

http://www.eleconomistaamerica.cl/empresas-eAm-chile/noticias/6898474/07/15/Las-empresas-chilenas-las-que-mas-invierten-fuera-de-Latinoamerica.html