Web Analytics CICMEX » Otto Granados: “Recibo una o dos veces por semana firmas mexicanas interesadas en entrar a Chile” CICMEX | Otto Granados: “Recibo una o dos veces por semana firmas mexicanas interesadas en entrar a Chile”

Otto Granados: “Recibo una o dos veces por semana firmas mexicanas interesadas en entrar a Chile”

21 Ago 2014

Chile, México. DiarioPulso . En buena hora llegan los 15 años desde que nació el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y México. Y es que el país de América del Norte está en pleno proceso de reformas estructurales – en sectores como el educativo, financiero y las telecomunicaciones- que impulsarán un crecimiento cercano al 5% anual para 2018, según declaró ayer el presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Chile no es sólo aliado de México por el TLC, sino también en la Alianza del Pacífico y el Tratado Transpacífico.

Una alianza estratégica, más aún cuando el país abrió recientemente y por primera vez en 75 años su petrolera estatal a la inversión privada. La semana pasada se promulgaron oficialmente las leyes secundarias y se abrió a licitación la exploración de sus cuencas, lo que lo colocaría a México en la vanguardia de la producción de hidrocarburos y shale gas, justo en medio de la transición que vive EEUU para convertirse en exportador neto de gas de esquisto.

“El crecimiento en los últimos 30 años ha sido bastante modesto: 2,3%- 2,5% promedio anual. Lo que se observó es que había que hacer una serie de reformas para elevar la productividad”, afirma el embajador de México en Chile, Otto Granados, en el marco del seminario en la Sofofa por los 15 años del TLC. El diplomático llama a las empresas chilenas a invertir en México, y dice que están trabajando para atraer a más inversionistas mexicanos a Chile.

¿Qué estrategias están considerando para que las empresas chilenas participen de las ventajas de la reforma energética?

La batería de reformas, particularmente la de telecomunicaciones y la energética, son áreas de oportunidad muy interesantes para las empresas chilenas, y varias de ellas que operan en México se van a ver beneficiadas, particularmente en el caso de la energética. Sería interesante que los empresarios chilenos pudieran explorar más a fondo el contenido de la reforma para encontrar oportunidades donde participar.

¿Se han realizado conversaciones concretas con empresarios chilenos interesados?

No que yo sepa. La aprobación de las leyes secundarias es muy reciente, así que todavía estamos en el proceso inicial. Por eso insisto en que los empresarios chilenos vean México y vayan a México, y que puedan identificar áreas de oportunidad en los distintos sectores relacionados con las reformas.

El sector de telecomunicaciones, que va a regular la preeminencia de Televisa y América Móvil, ¿abre oportunidades específicas para la inversión chilena?

Sin duda. Lo que intenta es hacer un suelo más parejo en el mercado de las telecomunicaciones, donde no haya posiciones dominantes, hayan mejores condiciones de competencia que beneficien fundamentalmente a los consumidores, en término de alcance, precios y calidad. Me parece que la reforma logró hacer ese marco más atractivo. Para eso requerimos que hayan más jugadores y en ese sentido está abierto para incorporar a actores de otras partes, y me encantaría que fueran de Chile.

¿Qué estrategias ven para enfrentar la desaceleración y la incertidumbre que perciben los economistas para atraer la inversión mexicana?

La inversión mexicana no se ha visto afectada. Lo que percibo es que hay un creciente interés de ésta en Chile, porque tiene condiciones regulatorias e institucionales sumamente atractivas y competitivas. De hecho, algunas compañías mexicanas multilatinas que estaban ubicadas en otros países se han mudado a Chile. Recibo en la embajada por lo menos una o dos veces por semana a empresas mexicanas interesadas en entrar al mercado chileno, en el sector de consumo, de servicios, de producción de granos y avena.

¿Qué otras empresas mexicanas, como Ideal, están interesadas en entrar en Chile?

Hay dos tipos de compañías mexicanas: las que ya están en Chile, como Ideal y Claro, y las menos conocidas o no tan grandes, que ven a Chile como atractivo para tener operaciones, por ser un mercado de 7 millones de consumidores y con un PIB per cápita de casi US$20.000 millones… es inmensamente atractivo para empresas mexicanas medianas.

¿Cómo se vería afectado el sector automotriz, que México lidera, producto de la incertidumbre que ha generado en nuestro país la reforma tributaria?

Como embajada no tenemos ninguna opinión de las reformas, son decisiones soberanas de Chile. Pero Chile es y ha sido un país enormemente atractivo para las empresas mexicanas.

¿Qué viene ahora en la agenda comercial, cuando los aranceles están prácticamente en cero?

Las condiciones del mundo han cambiado 15 años después (del nacimiento del TLC). Lo que debemos hacer ahora es pensar en fortalecer aún más el marco de la relación económica entre México y Chile. Nos interesa mucho que haya más inversión chilena en México. Ya hablamos del tema energético. El sector infraestructura tiene una agenda muy atractiva: la inversión pública y privada en su primera etapa es de US$110 millones. Ya hubo una misión de la cámara de la construcción de México, y parece que les fue bien.

Por otra parte, me gustaría alentar mayores alianzas estratégicas entre empresas mexicanas y chilenas para operar en terceros países. Una empresa chilena que se instala en México, en el marco del TLC, opera como una empresa Nafta, entonces el atractivo ya no es solamente el mercado mexicano, de 120 millones de consumidores, sino que ahora es un mercado nacional de 470 millones de consumidores, que abarca México, EEUU y Canadá.

En otras regiones en el mundo, como en Asia Pacífico, hay un campo de oportunidades muy importante y estas ideas podrían convertirse en una plataforma de posicionamiento al resto del mundo.

Link: http://www.pulso.cl/noticia/actualidad-politica/internacional/2014/08/69-48663-9-otto-granados-recibo-una-o-dos-veces-por-semana-firmas-mexicanas-interesadas-en.shtml