Web Analytics CICMEX » Reto de México: ser proveedor de la economía global CICMEX | Reto de México: ser proveedor de la economía global

Reto de México: ser proveedor de la economía global

14 Sep 2015

Excélsior. México.

El valor tan bajo de nuestra moneda representa una oportunidad idónea para que la industria mexicana se consolide como un proveedor de la economía global.

Por Frédéric Garcia*

 

El Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG) es un foro de reflexión y discusión integrado por 42 presidentes y directores generales de empresas globales en México. Representamos, en conjunto, más de 500 mil empleos directos y fomentamos más de un millón 500 mil empleos indirectos. La mayoría de las empresas del Consejo ha operado en México por mucho tiempo, algunas, incluso, por más de cien años.  Por ello, han sido testigos e impulsoras del esfuerzo que las autoridades y la sociedad mexicanas han realizado para construir un entramado institucional que responda a las exigencias de una democracia moderna y de un sistema social, económico y productivo que merece ocupar un lugar central en el concierto de las naciones.

Gracias a los múltiples tratados de libre comercio y a las reformas estructurales impulsadas por el gobierno del presidente (Enrique) Peña Nieto, México lo tiene todo para posicionarse como el quinto proveedor de la economía global en el futuro.  Con esta visión, el CEEG trabajará hacia adelante en tres temas principales.

El desarrollo de proveedores nacionales para las cadenas de valor de empresas globales es una de las prioridades del Consejo. El valor tan bajo de nuestra moneda representa una oportunidad idónea para que la industria mexicana se consolide como un proveedor de la economía global. Por ello, el CEEG impulsará que las empresas mexicanas, particularmente las pequeñas y medianas, desarrollen su capacidad de cumplir con las normas y procedimientos a las que están sujetas las empresas globales en sus países de origen, que es un requisito indispensable para que se constituyan en sus proveedores.

Más allá de consolidar la competitividad de las Pymes mexicanas, lo anterior fomentará la cultura de la legalidad, y con ello, el fortalecimiento del Estado de derecho, dos de los retos más importantes que enfrenta el país.  Buscaremos sumar a otras organizaciones empresariales y actores sociales a esta iniciativa.

Por otra parte, el CEEG seguirá apoyando la implementación de las reformas estructurales para consolidar la competitividad de México. Por ejemplo, la Reforma Educativa permitirá al país ser más competitivo con la formación de talentos; la Energética promoverá el acceso a energías renovables y de menor costo, y la de Telecomunicaciones proveerá acceso a servicios más eficientes.

Lo anterior es todavía más relevante en el contexto de la inestabilidad económica internacional, que se ha exacerbado en las últimas semanas. En estas circunstancias, los factores de certidumbre y de estabilidad se convierten en un escudo para mantener una fuerte competitividad. La voluntad de las autoridades de ejercer un control riguroso y responsable de las variables macroeconómicas se convierte en un gran activo para el país. La plena implementación de las reformas estructurales y el compromiso claro de las autoridades con finanzas públicas sanas nos dará una clara ventaja competitiva.

La implementación de las reformas y las finanzas públicas sanas son necesarias, pero no suficientes para impulsar la competitividad de la economía mexicana. La inseguridad es un tema que preocupa a las empresas globales, especialmente en algunas zonas del país. Los niveles de impunidad son un obstáculo a la certidumbre jurídica y, por consiguiente, al crecimiento del país.  Un Estado de derecho cuestionado afecta a todas las empresas en el país, incluidas las globales.  Sin un Estado de derecho fuerte no puede desarrollarse una economía formal competitiva.  Por ello, el CEEG respaldará las iniciativas del gobierno para alcanzar un Estado de derecho fuerte en México.

Para impulsar sus prioridades, el CEEG estrechará sus relaciones con el gobierno federal, con el Congreso, con gobiernos locales, con organizaciones del sector privado y con instituciones de educación superior e investigación científica.  En particular, con los organismos del sector privado, se buscará crear sinergias encaminadas a consolidar un México competitivo y moderno.

El momento de México no sólo no ha concluido sino que sigue en curso, a pesar de la incertidumbre global y las perturbaciones del entorno.  Las empresas del CEEG tenemos confianza en México y en su gente. Reiteramos nuestro compromiso con el país, y desde nuestra trinchera trabajaremos para fortalecer la competitividad, el desarrollo sustentable y el bienestar de los mexicanos.

*Presidente del CEEG

http://www.excelsior.com.mx/opinion/opinion-del-experto-nacional/2015/09/12/1045353