Web Analytics CICMEX » Roberto Guerrero: “Hace veinte años algunos se jactaban de tener información privilegiada (…) Hoy eso ha cambiado” CICMEX | Roberto Guerrero: “Hace veinte años algunos se jactaban de tener información privilegiada (…) Hoy eso ha cambiado”
default-logo
TITULARES

Roberto Guerrero: “Hace veinte años algunos se jactaban de tener información privilegiada (…) Hoy eso ha cambiado”

07 Sep 2015

Pulso. Chile.

Asegura que “somos un país acostumbrado a perdonar pequeñas trampitas”. Llama a un gran acuerdo nacional por el financiamiento de la política y asegura que afuera no se entiende el escándalo interno provocado por este tema.

Lidera uno de los estudios de abogados más importantes del país en el área corporativa. Estuvo detrás de varias de las últimas grandes operaciones como la compra de 60% de Cruz Verde por parte de la mexicana Femsa, la venta de CGE a Gas Natural Fenosa y el traspaso de Nextel. Desde esa posición tiene una perspectiva privilegiada de lo que está ocurriendo en el país y,  en particular, en el mundo de los negocios.

Sobre la sensación ambiente, asegura que se está haciendo un escándalo de algo que, si bien es grave, es puntual y tiene solución.

¿Han perdido la confianza los inversionistas en Chile? 

Mi visión es que no. No tengo una visión catastrófica ni mucho menos. En los últimos doce meses ha habido harta inversión en Chile, empresas transnacionales importantes. Por eso creo que los momentos de crisis son momentos de oportunidad también. No somos Brasil, no somos Venezuela, no somos Argentina, por mencionar países que son mirados hoy día con mayores niveles de desconfianza. Pero creo yo que no podemos apostar a la imagen de Chile para siempre. No nos podemos quedar dormidos en los laureles.

Pero imagino que los inversionistas extranjeros han aumentado su preocupación por Chile y quizás han preguntado más…

Por supuesto. Es el deber de los asesores financieros, de riesgo, técnicos, legales y todos los que puedan tener para desarrollar un proyecto, para tomar una decisión de inversión. Se pregunta más y por el bien del país se debe seguir promoviendo la inversión en Chile, y tranquilizar. Pero también hay que ser realistas y poner sobre la mesa cuáles son los cambios que pueden venir y en qué áreas hay incertidumbre o desconocimiento, eso es parte de la labor (…) Hay que ser conocedor de la norma pero además hay que ser consejero porque el cliente va a preguntar: ¿Qué me recomiendas?

A muchos empresarios lo que más les preocupa es el tema constitucional. ¿Ve riesgos allí?

Depende la óptica con que lo mires. Hay riesgos políticos de tener una carta fundamental que no sea la adecuada para Chile dada su historia y su idiosincrasia, su cultura. No podemos desconocer la historia de Chile cuando se formule una nueva constitución o se modifique la actual. ¿Por qué? Porque eso puede generar efectos políticos muy considerables e indeseados o deseados. Entonces ese es un tema, y ahí está el diseño institucional. Por ejemplo, hay dudas del tipo ¿qué va a pasar con el Tribunal Constitucional?, ¿qué rol va a tener?, ¿va a existir o no va a existir?

La duda es que no se sabe qué es lo que se quiere cambiar ni tampoco cómo se va a cambiar.

Claro, yo estoy en el qué se va a cambiar. Todo el régimen de libertades, es un tema que ya se sabe que se quiere cambiar, ha habido voces de que se quiere cambiar hasta el derecho de Propiedad. Obviamente que el derecho de Propiedad por la historia etc., de la manera en que está configurado en la Constitución, son ejes centrales de las decisiones de las personas. Y no me refiero a grandes grupos, sino que a todas las personas. Es súper razonable, pero cuando a una persona uno le dice que no puede acceder a ciertos bienes o que va a estar sometida a ciertas regulaciones que le hacen imposible disfrutar de ellos, todo eso empieza a enlodar, erosionar la confianza. El sistema de las confianzas es lo que ha permitido en Chile que la clase media se encuentre en muchas mejores condiciones que las que había antes de la Constitución o hace cincuenta años, que esté con mejores perspectivas, que las clases menos acomodadas también tengan acceso a un montón de derechos, etc.

Parte relevante de la discusión pública ha sido cuál es el grado de responsabilidad del empresariado. ¿Qué cree usted? 

Bueno, ese es el tema. De quién es la culpa. Demostremos eso. Y si es verdad, corrijamos. Pero no lo corrijamos cortando el pelo sino que poniendo mejores zapatos. Un ejemplo que sirve para ejemplificar y que hay que ver cómo eso en las distintas políticas públicas puede tener aplicación: En el tema universitario, se habla de la gratuidad. Como si la gratuidad fuera la solución. El problema no es la gratuidad, porque eso sólo corrige el acceso. La gratuidad no soluciona el problema de las personas vulnerables en la educación. Si yo le doy a alguien acceso gratuito a la educación y no le doy los apoyos que necesita para que se mantenga estudiando, la gratuidad dura un rato nomás, porque la persona se va a terminar yendo igual. El foco debería estar en que las personas que accedan no deserten.

Toda esta discusión se ha dado en medio de la polémica por la corrupción. ¿Ve a Chile como un país corrupto? 

No quiero minimizar el tema con lo que voy a decir. Pero fuera de Chile se ríen de los chilenos. La sensación es que somos entre paranoicos y depresivos. “Ustedes no tienen un problema”, dicen. “No es para la reacción que están teniendo”. Chile no es un país corrupto, es un país ejemplo de eso, donde hay episodios de corrupción menores, no por eso menos graves -solucionables y no sistémicos- y donde los problemas los tenemos en otro ámbito.

¿Eso pasa por un perdonazo?

Pasa por un acuerdo nacional. Por eso es una cosa que hay que atreverse a hacer porque claramente hay personas, grupos, partidos políticos, que se van a oponer fuertemente. Mayoritariamente el país quiere paz y esto lo está tensionando. Uno dice ¿por qué están en este problema si este no es un problema?.

Hay una discusión sobre el límite ético que ya se dio en otros países. ¿Cuál es la solución?

Es difícil decir que hay una solución, porque las soluciones suelen, erróneamente, decirse que está en las leyes. Y al final se hace lo mismo, pero de otra manera. Obviamente que hay que modificar algunas normas para clarificar donde había duda. Pero esto pasa por un cambio cultural (…) Hace 20 años atrás, la gente que operaba el mercado de capitales, cuando la bolsa era atractiva, porque ahora no lo es tanto, la gente se jactaba de tener información privilegiada, de tener un dato y hacía inversiones con información privilegiada y no sólo jactándose, recibiendo el aplauso de los demás. Tenía una valoración social. Eso ha cambiado, pero esa era nuestra mentalidad. Eso se puede corregir a muy largo plazo y se puede corregir. Pero esa es la raíz del problema.

http://www.pulso.cl/noticia/empresa—mercado/empresa/2015/09/11-70041-9-roberto-guerrero-hace-veinte-anos-algunos-se-jactaban-de-tener-informacion.shtml