Cicmex – Cámara Chileno Mexicana

Las empresas chilenas que están revolucionando la industria de la alimentación saludable

El crecimiento de la población mundial, el cambio climático y la escasez de recursos naturales, junto con la tendencia internacional en la búsqueda de una mejor forma de alimentarnos, está generando nuevas oportunidades. Ya sea a través de uso de inteligencia artificial, nuevas técnicas agrícolas, hongos, fermentación de microorganismos, upcycling u otras innovaciones, varias startups chilenas se ponen hoy a la vanguardia en la industria de la alimentación saludable.

NotCo se ha transformado en un ícono de la industria de la alimentación saludable no sólo en Chile, sino también a nivel mundial. Fue pionera en reemplazar el componente animal de los alimentos por plantas, utilizando inteligencia artificial, y hoy esta foodtech creada por chilenos está valorizada en más de US$1.500 millones, y grandes nombres como el fundador de Amazon Jeff Bezos ya han apostado por ella.

Esta empresa ha dado la vuelta al mundo, abriendo camino para que desde Chile sean muchas las startups que están buscando crear futuro desde la alimentación saludable, en un contexto de crecimiento de la población –que para 2030 llegará a 10 mil millones de personas en todo el mundo-, cambio climático, y escasez de recursos naturales. A través de uso de inteligencia artificial, nuevas técnicas agrícolas, hongos, fermentación de microorganismos, upcycling u otras innovaciones, varias startups chilenas ya se están ubicando a la vanguardia en la industria.

Agrourbana: agricultura vertical en medio de la ciudad

Fundada en 2018, AgroUrbana es la primera empresa de Latinoamérica en introducir la agricultura vertical, que por metro cuadrado produce 100 veces más que la tradicional, y es posible gracias a la técnica de hidroponía, que no utiliza suelo, sino agua y nutrientes para producir plantas. Su revolucionaria tecnología permite cultivar hortalizas y vegetales ahorrando agua, ya que necesitan sólo un 5% del agua que requiere la agricultura tradicional. Además, no usa pesticidas.

La producción se realiza en capas verticales utilizando luces LED y cultivo hidropónico, para entregar la luz y agua necesarias para cosechar hortalizas con una nutrición muy precisa en espacios con climas controlados. Sus cosechas ya se venden en supermercados como productos sustentables.

Los fundadores de AgroUrbana, Cristián Sjögren y Pablo Bunster, dos profesionales provenientes de las energías renovables, crearon esta empresa respondiendo a dos grandes necesidades: por una parte, la de alimentar a una creciente población teniendo en cuenta el impacto del cambio climático, la escasez hídrica y el agotamiento de los suelos agrícolas; y, por otra parte, la creciente necesidad de los consumidores de conocer más detalles de la elaboración de los productos que comen.

The Live Green Co: inteligencia artificial para la alimentación vegetal

Priyanka Srinivas y Sasikanth Chemalamudi, oriundos de India, eligieron Chile –específicamente la ciudad de San Fernando- para crear en 2018 su compañía The Live Green Co, que se dedica a elaborar alimentos de origen vegetal como alternativa saludable a los de origen animal, gracias a la inteligencia artificial de su plataforma Charaka, que reemplaza aditivos por productos en base a vegetales.

La foodtech utilizó a Chile como plataforma para desarrollar sus productos y exportarlos al resto de la región. Y su crecimiento ha sido vertiginoso. En enero de 2022, la startup cerró una ronda Pre-Series A, en la que recaudó US$7 millones, con inversiones encabezadas por fondos de Estados Unidos, Canadá, México y Argentina. Y dos meses después, informaron la adquisición de cinco startups chilenas de las áreas de agricultura, alimentación y manufactura: Terrium, Aztlan Dulcería, Gibit, Regional Food y EcoKetrawe.

Srinivas explica que la elección de Chile para la creación de esta startup se debe a una serie de razones, que incluyen la amplia red de acuerdos comerciales que tiene Chile (65 en todo el mundo), el apoyo de organizaciones como ProChile, InvestChile y Corfo a través de Startup Chile y el capital humano.

Mycobites: el poder de los hongos

La foodtech Mycobites está revolucionando la industria con una nueva categoría de alimentos basados en hongos, o “Fungi based”, de gran aporte nutricional, libres de sellos y múltiples beneficios, que por ahora incluye una hamburguesa (Funger), albóndigas (Fungi Balls) y su última creación, la molida de hongos (Smashrooms).

La empresa nació en 2015 (con el nombre de La Roblería), de la mano de 3 socios que buscaban emprender en un proyecto consciente con el medioambiente. Partieron potenciando la producción del hongo shiitake, y luego de dos años de investigación, se fundó Mycobites, de la mano de Rodolfo Ulloa y Juan Enrique Bernstein, tras desarrollar una matriz de biotecnología llamada Mycomix –que permite crear alimentos utilizando los hongos como su principal componente-.

En 2022, la empresa fue reconocida como la quinta foodtech de Latinoamérica dentro del ranking mundial #Foodtech500, listado que busca distinguir a empresas del mundo AgriFoodTech. Sus tres productos están disponibles en tiendas y restaurantes.

Amarea Snacks: el futuro está en el mar

Para los fundadores de Amarea, el futuro se encuentra en el mar, específicamente en algas como el cochayuyo, organismos de rápido crecimiento, y que no necesitan agua, tierra ni fertilizantes para su cultivo.

Amantes del mar, en 2019, José Tomás Sagredo e Ignacio Cueto decidieron hacer su tesis de magíster con un proyecto vinculado al océano, aprovechando las propiedades de las algas, y al mismo tiempo vinculándose al trabajo de las comunidades de recolectores de algas en las costas de las regiones de O’Higgins, Maule y Ñuble. Para ello, también recurrieron al chef Marcos Baeza, conocido por haber fundado el restaurante Naoki en 2014.

Fue así como nació Amarea, empresa de snacks saludables que tiene como misión aprovechar las algas para hacer comida rica, nutritiva y elaborada de manera sostenible. Sus productos son snacks crocantes de cochayuyo y están conformados casi en su totalidad por algas, de manera que están compuestos por 50% de fibra dietética, generando una sensación de saciedad y aportando a la digestión.

Quelp: aprovechando la versatilidad de las algas

Otra empresa que ha innovado sobre la base de las algas es Quelp, que ofrece alimentos congelados saludables y de fácil preparación, veganos, libres de gluten y de sellos y bajo un modelo de triple impacto positivo: aporta a la salud, entrega trabajo a más de 200 comunidades recolectoras de algas y maneja de forma sustentable las praderas naturales de algas.

La idea surgió como un proyecto de tesis de la ingeniera agrónoma Alejandra Allendes, quien luego hizo un magíster y continuó con la idea, fundando la empresa en conjunto con su compañero de curso Alonso Díaz. Luego de 3 años de estudios e investigación, en 2019 empezaron a vender, primero hamburguesas y albóndigas, luego nuggets, y ahora están haciendo prototipos para lanzar salchichas y chorizos.

Su nombre Quelp viene de la palabra Kelp, que en inglés se refiere a la familia de las algas pardas, entre las que está el cochayuyo y huiro, que son la materia prima más importante de sus productos.

Pero Quelp quiere ir más allá. Alejandra Allendes cuenta que su objetivo es elaborar biomateriales, de manera de reemplazar el plástico por algas. Entraron en el programa de la aceleradora estadounidense The Conscious Venture Lab, para levantar capital. Y en junio sus productos ya se venderán en Estados Unidos.

Cáscara Foods: el upcycling como propósito

La industria de los jugos desecha hasta la mitad de la fruta que utiliza. Esto significa que miles de toneladas de frutas terminan en la basura cada año, las cuales terminan contaminando el medioambiente si no son tratadas.

Con el objetivo de enfrentar el desperdicio de alimentos en Chile nació Cáscara Foods, una startup que en 2019 fue reconocida con el premio nacional Avonni en la categoría alimentación saludable. Cáscara Foods se creó en 2017, como parte de la tesis de tres alumnos de ingeniería comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez, de los cuales hoy se mantienen Mateo Rubio y Domingo Chong.

Esta startup se encarga de transformar los desperdicios de fruta usada por diferentes empresas de jugos en ingredientes: fibra de manzana, frutilla y arándano. Esto, aprovechando los beneficios que contiene su pulpa, cáscara y semillas. Como resultado estos ingredientes son usados para formular productos como Azana, fibra de manzana en polvo; colágeno antioxidante; barras de fibra de manzana con avena y quínoa; y premezcla para panqueques.

El proceso que utilizan se llama “upcycling” o súprareciclaje, que significa rescatar un recurso que de lo contrario sería desechado, y por medio de tecnología, convertirlo en un nuevo producto de mayor valor.

The Imperfect Project: lo imperfecto está perfecto

Esta foodtech también se basa en el upcycling: utiliza frutas y verduras “imperfectas” que son descartadas por ferias, pymes y pequeños agricultores, para transformarlas en barritas saludables de larga duración (dulces y saladas), evitando el desperdicio de alimentos y el impacto en el medioambiente.

The Imperfect Project fue creado en 2021 por los ingenieros agrónomos Adriana Behm y Pedro Mena, y la cirujana dentista Amanda Behm, tomando una inquietud que tenían desde hacía años sobre el desperdicio de frutas y verduras tanto en campos como en ferias y mercados, que soñaban con transformar en alimentos veganos, prácticos y de larga vida (más de 12 meses).

Esta startup acaba de estar entre los ganadores de la quinta edición de Talento Emprendedor Caja Los Andes (Tecla 5), y es parte del Catálogo de Innovación Alimentaria 2021, donde fueron seleccionados los 50 productos más innovadores del año.

A mediano plazo buscan seguir entrando a más cadenas de retail chileno y a largo plazo probar el modelo en otros puntos del país y otros países, para así adaptarlo y seguir aportando en la reducción del desperdicio de alimentos.

Wild Foods: el principal actor en barritas de cereal

La empresa de alimentos Wild Foods nació de la mano del ingeniero comercial Pier Colonello, quien buscaba revolucionar el mercado de la alimentación saludable. En 2018, la empresa levantó US$100 mil, y en ese momento entraron a la propiedad Felipe Hurtado, y Javier Castro.

La firma fue creciendo hasta que hoy está presente en 15 categorías con más de 80 productos, que abarcan desde granolas y galletones a suplementos alimenticios para deportistas y premezclas de pizzas. La forma de hacerlo fue tercerizando los procesos de producción y vendiendo en Chile, Perú y Estados Unidos. Además de vender productos libres de sellos, Wild Foods tiene internalizado el reciclaje en su filosofía: todos sus envoltorios son 100% reciclables, y, gracias a una alianza con TodosReciclamos, por cada barrita vendida se recicla un envase.

En 24 meses se posicionaron como el actor n°1 en barritas de cereal en Chile, y en marzo de este año, el fondo BTG Pactual Venture Debt I apostó por esta compañía con una línea de financiamiento de US$1.500 millones.

Hoy sus metas son ambiciosas: transformarse en la empresa de alimentación saludable con el mayor portafolio de productos de la región.

Done Properly: microorganismos para el futuro

Nacida en 2019, Done Properly es una foodtech que utiliza microorganismos específicas para transformar materias primas vegetales en bioingredientes a partir de tecnologías de fermentación, ofreciendo alternativas proteicas de sabor natural. Sus dos productos principales son Raise, un realzador de sabor natural que permite además de mejorar el sabor de los alimentos, reducir el uso de sal; y Mico, una proteína alternativa en base a hongos, que utiliza 20 veces menos agua en su producción, y que puede transformarse en hamburguesas, salchichas, o nuggets.

Esta empresa fue creada por cuatro socios que vieron la necesidad de unir la ciencia y la tecnología en los alimentos y que esté en sintonía con el planeta: Eduardo Zavala (Magister en Biotecnología); Freddy Boehmwald (Doctor en Biotecnología); Claudio Pedreros (ingeniero comercial) y Javier Olave (ingeniero Comercial, MSc in Management).

En 2020, la empresa ganó el Premio de Innovación Avonni en la categoría “Agro del Futuro”. Y en octubre pasado, llegó a España de la mano de la empresa Europastry y también están colaborando con grandes empresas chilenas y multinacionales para reducir el uso de sodio en sus productos y desarrollar productos en base a nuevas alternativas proteicas.

Froyatt

Perteneciente a la misma familia que “La Casona El Monte”, Froyatt es una línea de productos naturales, que pueden reemplazar una comida completa con una porción de 20 gramos. Sus diferentes formulaciones generan una amplia línea de productos reducidos en calorías, con gran cantidad de nutrientes y elaborados a partir de spirulina (aunque eliminando su olor y sabor característicos).

Todo partió el año 2017 con el sueño de crear un alimento completo, de fácil preparación, que contuviera todos los nutrientes necesarios para el organismo en forma natural, sin alérgenos, libre de gluten, libre de sellos, sin azúcares ni grasas añadidas, sin preservantes y con un buen sabor y aroma. Esto llevó a sus fundadoras a descubrir que la OMS definió la spirulina como el alimento más completo del mundo, usado incluso por astronautas.

El nombre de la empresa deriva de las iniciales de sus fundadoras: las hermanas Fernanda y Rocío Rodríguez, y su madre Yanett Omegna.

Hoy producen el núcleo Froyatt como un nuevo ingrediente para la industria alimentaria y también 14 productos para retail, entre pastas, cereales, harinas y nutribebidas en polvo. Están presentes en Chile y Estados Unidos

Fuente: MarcaChile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *